Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cristina Fernández

LA CLAVE POLÍTICA

Cristina Fernández

Los mayores olvidados

Una sabe que se acercan las elecciones cuando el partido en el gobierno comienza a hacer toda clase de anuncios y promesas como si acabara de recibir la carta a los Reyes Magos de los votantes. Una huida hacia adelante en la que no se escatiman efectos especiales y el autobombo que suele acompañar a estos fastos. Que si los 400 euros para el bono cultural de los adolescentes que cumplan los 18 en año electoral, que si la bajada de cuotas a los autónomos después de infinitas subidas, burdas cortinas de humo que hace tiempo que no cuelan. En Castellón tenemos un ejemplo reciente con el anuncio por parte de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de una residencia pública para mayores. Nada menos que con una importante inversión de 15,86 millones de euros. Solamente hay un pequeño problema, que el Consell no abre un geriátrico en la provincia desde hace más de una década. Esa es la triste realidad.

La pregunta es evidente. ¿Qué credibilidad tiene este proyecto si lo presenta la misma conselleria que tiene cerrado el centro de alzhéimer de La Pineda? Cerrado, con el mobiliario listo para abrir y 50 familias desesperadas esperando a que abran ¿Cómo es posible que la residencia de ancianos de la calle Onda siga siendo un huerto urbano tras anunciar la licitación de las obras en 2016? Incluso en febrero de 2021 el Diari Oficial de la Generalitat publicó la aceptación de los terrenos por parte de la Conselleria de Hacienda, en concreto 3.800 m². ¿Qué ha pasado durante todo este tiempo? Nada. Porque es humo, es mentira y vienen las elecciones. Y si algo ha demostrado la factoría Mónica Oltra es que no tiene nada que envidiar a la de Spielberg, a la hora de crear ilusiones. Otra cosa bien distinta son ya las realidades.

Máxima prioridad

Y mira que estamos ante un tema de máxima prioridad en una provincia con un déficit de 2.400 plazas en residencias de ancianos. En nuestras comarcas hay 107.000 personas mayores de 65 años, lo que supone una tasa de cobertura de 2,8 plazas por cada 100 mayores. ¿Saben qué es lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud? Un mínimo de 5. Esa necesidad ha provocado que se dispare la demanda de plazas y los precios de las mismas, en torno a los 1.700 euros al mes en un geriátrico privado. Esta es la sanidad de los que venían a rescatar personas... pero se han olvidado de los mayores.

Una sociedad que olvida a los que más han hecho por ella está condenada a desaparecer. ¿De qué han servido décadas cotizando, trabajando de sol a sol, para llegar a esta situación? ¿Es así como les pagamos cuando más necesitan de nuestra ayuda? Cuando alguien lleva a un familiar a una residencia es porque no puede darle los cuidados que necesita, sanitarios o no. Cientos de miles de familias se enfrentan a enfermedades neurodegenerativas o de movilidad reducida en sus seres queridos. Una realidad que se intenta ocultar y a la que debemos poner soluciones por parte de los organismos públicos. Nunca convertirnos en parte del problema, sino en la solución. Recuérdenlo cuando vean el anuncio del anuncio de una nueva residencia. Vergonzoso.

Portavoz de Ciudadanos en la Diputación de Castellón y teniente alcaldesa de Benicàssim

Compartir el artículo

stats