Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Óscar Clavell

A FONDO

Oscar Clavell

La corbata, origen de todos los males

Mientras hablamos del uso sostenible de esta prenda, no lo hacemos del aumento del 11% del IPC

Los croatas no fueron conscientes del daño que iban a ocasionar al sistema planetario cuando a mediados del siglo XVII inventaron una prenda del vestuario masculino, la corbata. La versión más romántica explica que eran las esposas o novias de los soldados croatas las que al partir estos hacia la guerra de los Treinta Años, les anudaban en su cuello un pañuelo rojo en muestra de amor y fidelidad. Pero esta demostración de amor cuatrocientos años después se ha convertido en un gran problema de sostenibilidad para el mundo. Utilizar hoy esa prenda supone, según Pedro Sánchez, un uso abusivo de la energía y su correspondiente encarecimiento.

Hemos oído y visto justificaciones de lo más inverosímiles con el objetivo de ocultar la incompetencia de un gobierno que no sabe asumir su responsabilidad ni hacer frente a los problemas que en gran medida ha ocasionado. Recurren a la invasión de Ucrania, a la pandemia del covid-19, a los diferentes gobiernos del Partido Popular, al régimen franquista y, si me permiten la exageración, hasta a los reyes visigodos. Pero lo que desconocíamos hasta la semana pasada es que el origen de todos los males estaba detrás de aquella prenda croata del siglo XVII.

El mismo día en el que Pedro Sánchez nos hacía esta reveladora confesión y comparecía ante los medios de comunicación sin corbata como ejemplo de ciudadano comprometido, empleaba un helicóptero con un consumo de 180 kg de queroseno para desplazarse tan solo 25 km. La coherencia no ha sido nunca su máxima, pero que deje de tomarnos el pelo a los españoles o considerarnos como personas acríticas, dóciles e incapaces de observar y razonar sobre lo que pasa a nuestro alrededor.

Ingresos extraordinarios de 15.000 millones

Mientras hablamos del uso sostenible de la corbata, no lo hacemos del aumento del 11% del IPC que afecta directamente a las cosas de comer. Cada día nos cuesta más llenar el carro de la compra y muchas familias se encuentran ante el dilema de adquirir alimentos o ropa para sus hijos o pagar la factura de la luz. Es necesario tener presente que este aumento desorbitado del IPC ha supuesto unos ingresos extraordinarios de 15.000 millones de € para el Gobierno, tan solo en el primer semestre del actual ejercicio en comparación con el anterior.

Mientras dedicamos nuestro tiempo a comentar el uso medioambiental de la corbata, no lo hacemos de lo caro que nos supone llenar el depósito de nuestro vehículo, en algunos casos herramienta esencial de trabajo para muchos españoles como taxistas, transportistas, agricultores, ganaderos, pescadores… que no les salen las cuentas a finales de mes y se ven abocados a la ruina.

Mientras centramos nuestra atención en mensajes absurdos como el uso ecológico de la corbata, el elevado coste de la energía está haciendo que uno de los sectores económicos más importantes de nuestra provincia, como es la cerámica, se vea resentido y anuncie paros forzosos para después del verano y se calcule en más de 5.000 personas las inmersas en algún ERTE.

En definitiva, Pedro Sánchez y los miembros de su Gobierno intentarán distraernos con cantos de sirena, tal cual describió Homero en la Odisea en el siglo VIII a.C. pero de lo que todavía el presidente del Ejecutivo no es consciente es de que los españoles somos expertos en superar adversidades y en esta ocasión también lo haremos.

Diputado del PP en el Congreso

Compartir el artículo

stats