Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Araceli de Moya

LA RUEDA

Araceli de Moya

Las olas no son solo de calor

Y es que hay olas amables, y otras que son agresivas y nos traen miseria y penurias. En el Mediterráneo, poco acostumbrados a los temporales del Cantábrico, sí padecimos hace dos años, con el temporal Gloria, olas de hasta cinco metros de altura. Ya pueden imaginarse cómo quedaron muchos paseos de nuestro litoral y la suerte que corrieron muchas de nuestras playas. Alguna, como la playa Morro de Gos, en Oropesa del Mar, ya venía acusando mermas en la cantidad de arena y, a pesar de los aportes de este material, cada año se apreciaba el desgaste de nuestra joya turística. Sin duda, las olas sufridas en el temporal Gloria marcaron un antes y un después y los municipios fuimos conscientes de la necesidad de acortar los tiempos para poner sobre la mesa un estudio técnico serio que avalara una solución definitiva para regenerar, y cuando menos proteger, nuestro litoral y sus playas.

Desde este equipo de gobierno hemos trabajado, sin descanso, para que ese estudio estuviera concluido lo antes posible y, sobre todo, que contara con el respeto de la Administración competente, dícese el Ministerio de Costas y todas sus delegaciones autonómicas y provinciales, claro está, para resolver los problemas del litoral español a su paso por nuestra localidad.

Piezas centrales para impulsar el turismo

Las playas son nuestros más preciados recursos naturales, piezas centrales para impulsar el turismo, principal motor económico de España. Estas afirmaciones las tenemos claras en Oropesa del Mar. Por ello, seguimos en la brecha para trasladar este estudio de regeneración y protección del litoral oropesino a la dirección provincial de Costas en Castellón y en septiembre a la dirección General de Costas en Madrid para continuar luchando por que se ejecute una solución definitiva que ponga freno al desgaste de nuestras playas. A nuestro intenso trabajo se unen los propios vecinos afectados por una ley de Costas que les hace estar en vilo por el miedo a que una ola alcance sus casas y pueda dar lugar a deslindes, concesiones o expropiaciones. Muchos de ellos, a través de plataformas vecinales, también aportan su granito de arena para concienciar de este grave problema a la sociedad en su conjunto y a Costas en particular.

Es evidente que la unión sí hace la fuerza y con un objetivo común, ayuntamientos, plataformas y vecinos, llegaremos a buen puerto en nuestra reivindicación. Esta tarde más de 35 municipios costeros del Mediterráneo seremos una sola voz pidiendo que Costas nos escuche y ejecute soluciones definitivas en nuestras localidades para proteger nuestras playas, que son de todos.

Alcaldesa de Oropesa del Mar

Compartir el artículo

stats