Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Francisco Cabañero Catalán

Las fiestas de Castelló

El trabajo de las asociaciones de vecinos no es solo la reivindicación, sino fomentar la participación

Con la llegada del verano los barrios de Castelló de la Plana se visten de fiesta y tradición. La ciudad tiene un amplio calendario festivo a la largo del año que no se limita a la semana magdalenera. Y remarco lo de ciudad porque no olvidemos que las fiestas de los barrios, como se suele decir, no solo forman parte del folclore castellonense, sino que son un referente indispensable del extenso patrimonio cultural de nuestra amada ciudad, Castelló.

Sin sus barrios, sin sus gentes, sin sus fiestas, Castelló, a buen seguro, dejaría de ser de Interés turístico internacional. Todo suma, y es por ello que estas celebraciones hacen barrio, hacen ciudad.

Cada año, las fiestas en los barrios acaparan gran cantidad de actos para todos los públicos y edades: desde espectáculos taurinos (con una gran tradición en zonas como San Agustín y San Marcos, Rosario, Benadresa, Serrallo....), pasando por juegos y actividades para los más pequeños, homenajes a las personas mayores de la zona, verbenas y cenas de sobaquillo.

Son actos intensos y llenos de participación ciudadana donde los vecinos y las vecinas de estas zonas de la ciudad reciben con el calor que en ellos es característico a las y los visitantes que quieren acompañarles en estas fiestas llenas de cultura y de tradición.

Como ven, actos para los todos gustos y para todas las edades y siempre respetando la voluntad de cada uno.

Un barrio sin fiestas es un barrio muerto y apagado, puesto que hay vecinos que las únicas veces que hablas con ellos es departiendo en cualquiera de los actos de las fiestas y fomentando así los verdaderos valores de la convivencia y participación, hoy tan de moda para los políticos junto con la transparencia y la dación de cuentas.

Sin duda alguna, uno de los actos donde mayor participación hay son los espectáculos taurinos. Defenderemos las tradiciones y defenderemos a los que les gustan los bous al carrer, pero también respetaremos educadamente a los que no les gustan. Es por ello que también había otra serie de actos programados para llegar al mayor número de vecindario como verbenas, cenas de sobaquillo, jornadas gastronómicas, juegos infantiles y artesanos... Lo que nunca falta entre las celebraciones de las fiestas de los barrios es el acto religioso, ya que no olvidemos que la mayoría de fiestas se ligan a alguna de estas celebraciones.

También quiero indicar que las fiestas de los barrios, además de abrirlas al resto de la ciudad, sirven para ayudar y fomentar los comercios de la zona, con actividades como la Ruta de la Tapa por los bares de estos barrios, espectáculos taurinos, bailes...

y es que el trabajo de las asociaciones de vecinos no es solo la reivindicación, sino fomentar, junto con las comisiones de fiestas con actos como estos, la convivencia y la participación de la ciudadanía, y si es para mantener nuestras tradiciones, mejor que mejor.

Para terminar quiero hacer hincapié en una cosa: no son las fiestas de San Agustín y San Marcos, ni las del Grupo Benadresa, ni las de Roser, ni Rosario, ni Reyes..., ni las fiestas de los barrios de Castelló, sino las fiestas de la ciudad de Castellón, porque entendemos que forman parte de la ciudad y su cultura, y seguiremos defendiéndolo con el calor humano de las vecinas y los vecinos de Castelló. Por eso desde aquí quiero animarles a todos a que nos acompañen en las fiestas veraniegas de los barrios y los visiten para disfrute de ellas.

#YoConLasFiestasDeLosBarriosDeCastelló.

Presidente Federación Coordinadora de Entidades de Castellón (COASVECA)

Compartir el artículo

stats