Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Basilio Trilles

Babor y estribor

Basilio Trilles

El Caso

En aquel tabloide Landi fue durante décadas el gran referente de la crónica negra

Margarita Landi (1918/2004), de vivir y ejercer el periodismo, ahora mismo vería comprometida su fulgurante carrera desarrollada en papel impreso como reina del suceso. Las televisiones han ocupado el hueco que dejó el semanario El Caso, editado entre 1952 y 1997. En aquel tabloide Landi fue durante décadas el gran referente de la crónica negra, era una rubia frágil que fumaba en pipa y llevaba un revólver del 38 en el bolso. Margarita resultó una adelantada de muchas cosas, incluso abrió el camino del relato sobre el mal por el que otras celebridades transitaron con éxito. Ahí está Truman Capote con A sangre fría, novela de no ficción en la que el norteamericano trabajó durante siete años, periodo en el que la plumilla española escribió centenares de crónicas con parejo rigor, sin desdoro literario.

Cerró El Caso, mientras las cadenas de televisión han ido asumiendo el rol de ese cóctel tan difuso de la noticia diaria y el deber social de un medio de comunicación. Cada vez son más las voces de diferentes franjas de edad que anuncian la renuncia a ver los telediarios por ser, de principio a fin, una concatenación de sucesos.

El país está baldado por la gestión del presidente del Gobierno, balanceándose en una cuerda floja que parece llevarnos al gasógeno y el racionamiento. Nada alentador momento, al que hay que sumar las pandemias, la guerra de Ucrania, los incendios forestales que han devorado una vasta masa forestal de la nación, la amenaza de China a Taiwan y el sursum corda en negro. Con la que arrecia, las cadenas audiovisuales tienen el deber de afinar los contenidos en bien de la salud mental de la ciudadanía. Hasta los mismísimos de tanta negatividad.

*Periodista y escritor

Compartir el artículo

stats