Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicent Zaragoza

Firma invitada

Vicent Zaragoza

El poder condiciona

Detrás de este comportamiento hay detalles que no se pueden ni se deben tolerar y frente a los que hay que proteger la intimidad

Querid@ lector/a, estos días ha estado de moda en los medios la reciente historia de Sanna Marin, la primera ministra socialdemócrata de Finlandia. Parece ser, por lo que he leído, que esta mujer, aunque trabaje en la política y tenga una vida laboral apretada, es un ser con una vida normal y, en consecuencia, una noche se fue a cenar con su familia a casa de unos amigos y, después, bebieron, cantaron y bailaron. Nada del otro mundo.

Pero la oposición política aprovechó la circunstancia para publicar un vídeo y acusarla de que estaba en un lugar donde se tomaron drogas y que, además, ella las consumió. Es decir, y siempre según la oposición, si en ese momento en Finlandia o en el mundo hubiera ocurrido una catástrofe, Sanna Marin, la primera ministra de Finlandia, no hubiera podido estar operativa. Menos mal que, ante tal despropósito, Sanna Marin optó por hacerse un test de drogas que salió negativo y, así, la cosa se zanjó.

Pero más allá del escándalo, del vídeo publicitado, de lo que supone de intromisión en la vida privada y familiar, de que todo esto de querer degradar la imagen de Sanna Marin ha salido de la gente de Putin para hacerle pagar la iniciativa de impulsar el ingreso de Finlandia en la OTAN… esta circunstancia vuelve a plantear la cuestión de: ¿Todo vale en política?

La respuesta es no. Y detrás de este comportamiento hay detalles que no se pueden ni se deben tolerar y frente a los que hay que proteger la intimidad. Pero no es menos cierto que quien quiera más poder, más responsabilidad, más cargos institucionales representativos de la voluntad soberana del pueblo, debe tener en cuenta que no es un ciudadano cualquiera y va a tener más limitaciones, menos libertad para esconderse porque las exigencias de la política, del espacio democrático, van a ser esenciales y van a condicionar sus derechos y obligaciones.

*Analista político

Compartir el artículo

stats