Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tania Baños

A FONDO

Tania Baños

Puente al futuro

Conseguiremos que nuevas empresas puedan venir a la Vall y que las que ya están puedan crecer

No les vendrá de nuevo que diga que esta es la legislatura más difícil de nuestra historia reciente, con la pandemia y sus consecuencias sociales y económicas, que se han visto agravadas por la guerra tras la invasión rusa de Ucrania. Pero ante los obstáculos, trabajo y ganas de sacar adelante el proyecto de ciudad que tenemos para la Vall d’Uixó. Ganas que se materializan en hechos.

Hechos como la adjudicación de las obras de construcción del puente de conexión entre el polígono Belcaire y el polígono Mezquita. Becsa será la empresa encargada de realizarlas, con una inversión de 1.250.000 euros, que corre a cargo de la Generalitat Valenciana gracias a un convenio de colaboración que cumple con lo prometido por el presidente Ximo Puig en 2019.

Tengo claro lo que quiero que sea la Vall dentro de 20 años y eso puede con todos los problemas y obstáculos que están haciendo que esta legislatura sea tan complicada. Y el puente industrial es una pieza fundamental en este proyecto de presente y futuro, porque va más allá de mejorar la movilidad entre polígonos. Va a suponer un importante empuje para el desarrollo económico de la ciudad y de la comarca y la generación de puestos de trabajo y de riqueza en nuestro territorio.

Cuando me preguntan en el porqué de la insistencia en la construcción del puente, siempre explico lo mismo: es una condición obligatoria para desarrollar Belcaire C y crear un millón de metros cuadrados de suelo industrial (ahora mismo no hay disponible). Con ello, conseguiremos que nuevas empresas puedan venir a la Vall y que las que ya están puedan ampliarse y crecer. Además en un momento clave, en el de la implantación de Volkswagen en Sagunt, oportunidad que queremos y vamos a aprovechar.

Llegar hasta este punto no ha sido fácil. Primero por los retrasos que la pandemia provocó en proyectos como este. Después por la situación de inestabilidad debido a la guerra en Ucrania, que ha traído consigo un aumento de los precios de los materiales y suministros que está afectando no solo a la obra pública, sino también a las familias.

Tampoco ha sido fácil porque los mismos que no movieron ni un dedo para desarrollar industrialmente la Vall cuando estaban en el gobierno local y autonómico, ahora desde el Congreso de los Diputados se dedican a tratar de boicotear la construcción de este puente industrial y a poner en duda que este proyecto se fuera a hacer. En lugar de prestarse a ayudar a sacarlo adelante, se han posicionado en contra del futuro de nuestra ciudad. Les ha salido mal la jugada.

Por mucho que a algunos les pese, el puente de conexión entre los polígonos Belcaire y Mezquita será una realidad. La previsión es que las obras puedan comenzar en el último trimestre de este año. A su vez, también se acometerán inversiones para mejorar el polígono Belcaire, donde se instalarán cámaras de videovigilancia conectadas las 24 horas con la Policía Local (el año pasado las instalamos en el polígono Mezquita), se adaptarán las aceras, se mejorará la señalización vial y la identificación de las calles y también el sistema de saneamiento y separación de aguas residuales.

Con la construcción del puente, construimos futuro para la Vall: más empresas, más puestos de trabajo y más eficiencia.

*Alcaldesa de la Vall d’Uixó

Compartir el artículo

stats