Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente Martínez

A la altura de un gran país

Ese ha sido el lema que este fin de semana ha presidido en Toledo la reunión interparlamentaria del Partido Popular.an participado en ella parlamentarios de todos los niveles además de los cargos orgánicos con el objetivo claro de escribir la hoja de ruta que Alberto Núñez Feijóo propone para los próximos años en nuestro país.

Allí se ha hablado mucho de los problemas de los españoles. Se ha hablado de economía, claro. La base sin la cual lo demás no funciona. Pero también de derechos individuales, de derechos sociales, de identidad nacional y de sentimiento autonomista, de medio ambiente, de agua, de energía, de libertad… En fin de todo lo que nos preocupa de verdad a los españoles.

Y, créanme, se ha hablado relativamente poco de los adversarios políticos. Por supuesto, lo suficiente para hacer un diagnóstico de la situación actual, que lamentablemente es la que es: un país dividido por un Gobierno que busca continuamente la política de bandos. Que se encuentra cómodo enfrentando lo rural contra lo urbano, las mujeres contra los hombres, la economía frente al medio ambiente, y un sinfín de enfrentamientos más que han derivado en un hartazgo de los españoles que ya señalan todas las encuestas salvo las realizadas por Tezanos para el CIS.

Frente a esa propuesta de enfrentamientos, la propuesta de Feijóo es de la de la unión, la de una conjura común por y para un gran país, el nuestro.

Esa contraposición entre la política de enfrentamientos y la de la unidad y el proyecto ya la vimos muy marcada hace unos días en el Senado. Allí vivimos un debate, en el que Pedro Sánchez habló, sobre todo de Feijóo, cuanto quiso y sin límite (un total de 2 horas y 12 minutos). Alberto Núñez Feijóo habló un total de 27 minutos, sobre todo de lo que necesita en estos momentos España. Vimos pues a uno en el rol de presidente y al otro en el de opositor. Pero con los papeles cambiados.

España es un gran país. Sin duda. Y, por supuesto, sin olvidar que una de las cosas que lo hacen grande es su diversidad. Por eso en los pasillos de la interparlamentaria se han oído en todas las lenguas que tenemos en nuestra patria lo mismo: España merece un Gobierno que esté a su altura. Y el Partido Popular, con Feijóo, está preparado.

Senador. Portavoz de Medio Ambiente del PP en el Senado

Compartir el artículo

stats