Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicent Zaragoza

FIRMA INVITADA

Vicent Zaragoza

García-Page y sus miedos

Querid@ lector/a, García-Page, presidente de Castilla-La Mancha, se ha vuelto a saltar el guion del PSOE. Y es que ha utilizado una entrevista concedida al periódico El Mundo para defender a Feijóo como persona solvente y, al tiempo, criticar el gobierno de coalición porque, según él, Unidas-Podemos es una mala compañía al llevar en su código la voluntad de desestabilizar el Estado. Así es que no me extraña el enfado de la dirección del PSOE contra él. Sobre todo, porque la línea argumental del PSOE se ha fijado en una reunión donde estaba García-Page y no dijo nada en contra.

Pero bueno, no seré yo quien le diga a García-Page lo que tiene que decir dentro o fuera del PSOE. Entre otros motivos porque lo peor es la reductio ad unum. Y es que sigo considerando el debate político como un debate público que reclama la confrontación del patrimonio ideal y político para que no pierda vitalidad, para renovarse, para abrirse a la contribución de otros y a la interdependencia.

Dosis de prudencia

Es decir, no es tan malo que aparezcan diferencias, pero camino de una campaña electoral tiene más sentido y va en beneficio de todos una buena dosis de prudencia, de pragmatismo, y de pensar en confederar. En cualquier caso, el discurso de García-Page suena a trasnochado, contradictorio y poco fecundo. Digo, que acusar a Unidas-Podemos de malas compañías por no aceptar el sistema injusto en el que vivimos, o acusar a Sánchez de lo que él mismo hizo (un pacto de gobierno con Unidas-Podemos) y declarar fuera del partido lo que no defendió delante de sus compañeros de la dirección del PSOE, da la imagen de una persona hipócrita y de un partido fragmentado y en conflicto. Es decir, no ayuda a nadie. Puede ser que esté acojonado por el descenso que marcan las encuestas y solo quiera comparecer a las autonómicas con el perfil de su propia gestión y sin Sánchez.

Analista político

Compartir el artículo

stats