Opinión | Firma invitada

Salvar al soldado...

Esta mañana escuchaba en la radio, con un nudo en el estómago, que una de las principales consecuencias de la guerra de Ucrania es la crisis humanitaria en países subdesarrollados debido al bloqueo del grano, que va llevar a países como Sudán del Sur a una hambruna que afectara al 75% de la población, principalmente niños. Y no he podido evitar enlazar este pensamiento con una de las situaciones más bochornosas que he vivido en un Pleno municipal.

La semana pasada, el concejal del Partido Popular Juan Carlos Redondo se cachondeaba de la situación económica que atraviesa el Patronat d’Esports debido a la subida escandalosa de los costes energéticos. Una subida que nos afecta a cada uno de nosotros en nuestro hogar y de la que no son ajenas las administraciones. Tampoco en el caso del Patronat d’Esports, puesto que significa un incremento de un millón de euros de gasto en consumo de luz y gas, una auténtica barbaridad.

En su afán por criticar lo que, a todas luces, no es culpa de la gestión municipal, el ignominioso concejal popular tuvo la desafortunada e indecente idea de utilizar la expresión Salvar al soldado Braina para criticar, como digo, una situación económica complicada que estamos sufriendo con motivo de la guerra de Ucrania. Una guerra que ha causado hasta la fecha la muerte de 6.000 civiles -370 de ellos niños-, según la ONU, y que ha contado con matanzas tan horribles como la de Bucha.

En política no todo vale. Y hacer cachondeíto y demagogia barata de un asunto tan sensible como una guerra para criticar algo totalmente justificado, denota la bajeza moral del personaje, que es capaz de cruzar esos limites por intentar rascar un puñado de votos. Esta ciudad no se merece tener una oposición de este calado.

Concejal de Deportes del Ayuntamiento de Castelló

Suscríbete para seguir leyendo