50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cristina Fernández

LA CLAVE POLÍTICA

Cristina Fernández

Sediputación de Castellón

La Diputación de Castellón no apoyará la declaración institucional del Partido Popular y Ciudadanos en la que pedían la paralización de la supresión de los delitos de sedición y malversación en el Código Penal. Esos mismos por los que fueron condenados por la justicia los socios de Pedro Sánchez, Puigdemont, Junqueras y compañía, o el expresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Es decir, que los delincuentes han logrado que se reescriban las mismas leyes que los condenaron al más puro estilo de una república bananera. Si las leyes me condenan, se cambian las leyes y a otra cosa mariposa.

No hace mucho tiempo que al equipo de gobierno actual se le llenaba la boca a la hora de condenar a políticos --de otros partidos-- implicados en casos de corrupción. La hemeroteca es amplia y nos recuerda cómo se rasgaban las vestiduras por tropelías que cometían otros. Sin embargo, cuando los otros han sido «los nuestros», no solamente no han condenado sus actos sino que encima los jalean. No todos, hay socialistas que contemplan abochornados en lo que se ha convertido su partido, que ha pasado sin complejos de la socialdemocracia al sanchismo bolivariano. ¿Y qué dicen los diputados provinciales del PSPV o Compromís de todo esto? Pues poco más que tirar de argumentario y justificar lo injustificable. O más bien lo injudicializable.

Lo peor de todo es que estas decisiones propias de un Mussolini de pacotilla, lejos de una victoria pírrica, les acercan a una derrota épica. Ni los cálculos electorales de repartir subvenciones a diestro y siniestro salvarán esta vez al PSOE, tampoco las encuestas pinochescas de Tezanos que pagamos todos. El emperador está desnudo y por mucho que la propaganda progre nos diga que va de traje...sigue en cueros. Y en cueros se quedará cuando se convoquen las próximas elecciones generales. De momento, en las municipales ya habrá una primera muestra de que el pueblo español, como la novela, no traga todo durante «el tiempo entre costuras».

Exaltación de etarras e independentistas

Me ha dejado boquiabierta, desde el respeto y el cariño personal que le tengo, la defensa a ultranza de la sinrazón que el presidente provincial, José Martí, hizo en estas mismas páginas hace una semana. En su escrito De los delitos y las penas aparecía un subtítulo destacado en el que afirmaba «¡Qué gran noticia que cada vez más, Bildu y ERC estén integrados y participen en la gobernabilidad!». Creo que poco o nada puedo añadir, ya que su exaltación de etarras e independentistas se califica por sí misma. Una gran noticia hubiese sido que para integrarse en la gobernabilidad, nunca hubiesen pegado tiros por la nuca a concejales desarmados, activasen bombas en supermercados o contra niños y un largo etcétera con más de 850 nombres y apellidos. A ver si se acaban de integrar un poco más y revelan los 379 asesinatos de ETA que están por esclarecer. Su éxito es el fracaso del Estado de Derecho, el mismo que lleva a los delincuentes y asesinos a sentarse en el espacio donde se deciden las leyes. Y si no nos gustan, las cambiamos.

Portavoz de Ciudadanos en la Diputación y en Benicàssim

Compartir el artículo

stats