Opinión | LA RÚBRICA

Cero pelotero

Hemos dicho alguna vez que en Vox somos muy previsibles. Nuestros programas para las distintas elecciones, una tras otra, recogen las mismas ideas. Ideas que por supuesto los medios de comunicación tergiversan intencionadamente. Por eso nos movemos cómodos en redes sociales que, de momento, son un medio de comunicación poco manoseado por los políticos.

Por eso hace ya diez años que Vox puso el punto de mira en la inmigración ilegal, denunciando que era un problema que iba a agravarse. Y ahí estamos. Vamos camino de ello. No se trata de falta de solidaridad. Se trata de sentido común. Un país como España no puede sostener socialmente a una masa ingente de inmigrantes so pena de colapso y de inseguridad.

Por cierto, el otro día me llamaron xenófobo por decir que la inmigración ilegal está directamente relacionada con la delincuencia. Pues que abran los ojos. Yo soy concejal de Seguridad y Emergencias en Castellón y, ni Sánchez ni Marlaska ni ningún progre enfadadito me puede negar esta realidad que se sufre, y mucho, a diario en Castellón. Lo certifico ante notario si hace falta. Pero aquí, Feijóo y su propaganda mediática no parecen entender que la bandera de la seguridad que Vox levantó hace ya 10 años, no vamos a arriarla.

Coherencia

Desde luego, no donde cogobernamos con el PP. Vinimos a cambiar las cosas, no a cambiar sillones. Si el PP y el PSOE siguen pactando el reparto de menores no acompañados, con nosotros que no cuenten los de azul. Y esto no es una amenaza, ni un órdago, sino que se llama coherencia. Exigimos un mínimo de respeto a nuestro programa que implica un cambio en las políticas migratorias. Con el socialismo cero pelotero.

Concejal de Vox en Castellón