Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medicina personalizada

La terapia dirigida, clave en el éxito de la cura del cáncer

El descubrimiento del nuevo fármaco que bloquea las células madre de los tumores sólidos se suma a otros hallazgos en los últimos meses

Un nuevo fármaco bloquea las células madre de los tumores sólidos. EFE

El reciente descubrimiento del nuevo fármaco, que aún se encuentra en la fase 1 de ensayo y que bloquea las células madre de los tumores sólidos y la aparición de metástasis, pone el foco en la terapia dirigida o medicina personalizada. Los resultados han sido publicados en 'Nature Cancer' y son prometedores: este candidato a fármaco se ha probado, de manera exitosa, en 10 pacientes. El tratamiento está protagonizado por el anticuerpo MCLA-158, que responde al nombre comercial de Petosemtamab.

"Este descubrimiento revela por dónde van las cosas. En los últimos años hemos entendido que el cáncer no es una enfermedad, sino un conjunto de patologías diversas. Y lo que manda ahora es la terapia dirigida, la medicina personalizada", dice Álvaro Rodríguez-Lescure, vicepresidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (Seom). Según este oncólogo, la "clave del éxito" es diseñar fármacos que se dirijan a las "peculiaridades genómicas y moleculares" de los diferentes tipos de cáncer.

"Ya no se habla de cáncer de pulmón o de mama, sino de cánceres de pulmón o de mama. Cada uno tiene unas características diferentes que hacen que unas estrategias dirigidas funcionen y otras. Esta personalización del tratamiento es sobre lo que cabalga todo el esfuerzo de investigación y desarrollo. Y un ejemplo es este fármaco del anticuerpo MCLA-158, que aun esta en fase 1", añade Rodríguez-Lescure.

Otros tratamientos

En los últimos meses, otro de los avances más significativos en el campo del cáncer fue el descubrimiento del fármaco trastuzumab deruxtecan, que mejora la supervivencia libre de progresión a los 12 meses de las pacientes de cáncer de mama metastático HER2-positivo, uno de los más agresivos.

El estudio, publicado en marzo en 'The New England Journal of Medicine' y liderado por el director del International Breast Cancer Center (IBCC), Javier Cortés, aporta los resultados "más positivos en la historia del cáncer de mama", pues la tasa de desaparición total del tumor se da en el 16,1% de las pacientes, frente al 8,7% que se logra con el tratamiento estándar, el TDM1.

También fue relevante, en febrero, un estudio en fase 3 del Grupo de Oncología Ginecológica de los EEUU (GOG) y la Red Europea de Grupos de Ensayos de Oncología Ginecológica (Engot) publicado también en 'The New England Journal of Medicine' mostraron la eficacia del anticuerpo anti-PD-1 cemiplimab como tratamiento de los pacientes con cáncer de cuello uterino. Fue el mayor estudio clínico realizado en estas pacientes y el cemiplimab, el primer tratamiento inmunitario que demostró una mejora en la supervivencia global.

Además, en el tratamiento del cáncer, cada vez están adquiriendo una mayor importancia las terapias combinadas, que son aquellas que aprovechan las sinergias entre diferentes tratamientos para superar los mecanismos de defensa de las células tumorales y conseguir así vencer a la enfermedad. El diciembre pasado, un ensayo de fase (en el que participó el VHIO, el Vall d'Hebron Instituto de Oncología), publicados en la revista 'Nature', demostró, por primera vez, que añadir pembrolizumab (un anticuerpo dirigido contra el receptor de PD-1 en la superficie de la célula) a la terapia ya existente mejora los resultados en pacientes de cáncer gástrico avanzado con sobrexepresión de HER2, y aumentan su tasa de respuesta objetiva.

Compartir el artículo

stats