La modelo australiana Elle Macpherson (en ambas fotos, ayer) colapsó ayer el centro de Londres. No era para menos. La modelo tenía previsto desnudarse en uno de los escaparates de los grandes almacenes Selfridges. Y así lo hizo. Y tal fue la efusión que la policía tuvo que frenar a fans demasiado curiosos.

MacPherson, de 37 años y conocida como el Cuerpo, apareció vistiendo sólo unos zapatos de tacón y unas gafas de sol, y declaró a la multitud que se había agolpado allí para verla que se sentía "muy avergonzada". Pero había truco. Los cientos de curiosos quedaron decepcionados, ya que unas franjas de cristal ahumado que tapaban sus partes mas íntimas impedían ver al Cuerpo en toda su plenitud.

El principal motivo por el que la modelo (que dio a luz hace tres meses) se desnudó era, en realidad, caritativo. MacPherson posó para cuatro artistas que empezaron a recrear su legendario cuerpo en una escultura que será subastada para recaudar fondos para niños víctimas de abusos y con problemas.