Más de 20 millones de personas mueren o resultan gravemente heridas al año en accidentes de tráfico en todo el mundo, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS. Mientras que el índice de mortalidad por ese tipo de accidentes ha disminuido progresivamente en los países de ingresos elevados, aumentan rápidamente en los países en desarrollo. La situación puede empeorar en los próximos años, advierte el documento.

La situación es tan grave que de aquí al año 2020 los accidentes de tráfico se habrán convertido en la tercera causa de horas de vida hábil perdidas en el mundo, pronostica el informe. La OMS calcula que la cifra total de muertos en las carreteras habrá aumentando entonces en un 80% como media en los países en desarrollo.

Al margen de su inaceptable costo humano, los accidentes de circulación en el mundo representan un coste económico de 417.271 millones de euros al año. En algunos países la contaminación atmosférica causa más muertes que los accidentes.