Uno de cada cinco niños en España, en general varones, padece déficit de atención e hiperactividad y en más del 60% de los casos este trastorno persiste en la edad adulta, recordaron ayer los doctores María Jesús Mardomingo (Hospital Gregorio Marañón) y Jaime Campos (San Carlos).

La falta de atención está marcada por una incapacidad para centrarse o prestar atención, mientras que la hiperactividad se manifiesta por movimientos constantes y verborrea y la impulsividad incluye incapacidad para controlar las reacciones inmediatas o pensar antes de actuar. Este trastorno, conocido con las sigas TDAH, provoca además ansiedad en uno de cada tres niños que lo padecen y síntomas depresivos en el 15%.