La secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, destacó el empeño del Gobierno en la lucha contra la inmigración ilegal y en ese marco anunció la firma de nuevos convenios de repatriación con Ghana, Cabo Verde y Guinea y un inminente viaje a Marruecos para mejorar el convenio de readmisión de 1992.

En su primera comparecencia en el Congreso, Rumí explicó el Ejecutivo trabajará además para mejorar los mecanismos que regulan los flujos de inmigración legal, con la aprobación del reglamento de la ley de extranjería y con una reforma "a fondo" del contingente de trabajadores extranjeros, y anunció también un plan estratégico de políticas de integración.

Rumí, quien rechazó la posibilidad de una regularización extraordinaria, destacó que al concluir el primer trimestre de este año había en España más de 1.700.000 extranjeros con permiso de residencia, que representan el 4,19% de la población residente, el 6,3% de los trabajadores con alta en la Seguridad Social y el 12,6% de los contratos registrados entre los meses de enero y mayo.