LA ORGANIZACIÓN de la Campus Party celebrada la semana pasada en Valencia, que reunió a más de 4.500 internautas (foto), reconoció ayer haber expulsado a un grupo de jóvenes que difundía un vídeo donde aparecían cometiendo "vejaciones" a otra persona fuera del Museo de las Ciencias Príncipe Felipe. Por su parte, la Ciudad de las Artes expresa su repulsa ante la agresión y dice que colaborará con la justicia en todo lo que se le requiera. EP