EL PRÍNCIPE Carlos de Inglaterra quiere asegurarse de que su amada Camilla Parker lleve una vida de reina aunque nunca se casen, por lo que pondrá a su disposición un fondo de 15 millones de euros. De ese dinero, Camilla, de 57 años, cobrará 600.000 euros anuales y el resto será suyo en caso de que el príncipe de Gales, un año menor, fallezca antes que ella, informó ayer el Daily Express.