El PP sigue rechazando la regularización contenida en el nuevo reglamento de extranjería. El secretario general, Ángel Acebes, expresó el jueves sus temores ante la "situación que puede generar la regularización masiva de inmigrantes". Especialmente preocupado se mostró por "la presión" que se ejercerá sobre la Seguridad Social, la educación y el empleo. Además, el Gobierno "carece de presupuesto para gestionar de manera mínimamente seria el proceso de regularización", dice Acebes.

El sindicato CCOO pidió el jueves al Ejecutivo que aumente "de manera urgente" los recursos económicos y humanos con el objetivo de garantizar el éxito de esta regularización extraordinaria.

El Gobierno anunció que no habrá nuevo contigente para el 2005 hasta que se agoten los puestos de trabajo previstos en el del 2004.