Los gastos que origina una boda han adquirido en los últimos años "mayores proporciones", al igual que los de las comuniones, en las que ya se están empezando a utilizar los servicios de empresas especializadas en este tipo de acontecimientos.

Según un informe de la Asociación Valenciana de Consumidores (AVACU), el gasto total de una boda con 150 invitados supone unos 22.000 euros, aunque "es difícil establecer una cantidad debido a la amplia oferta de servicios que existen en el sector", mientras que una comunión con 50 invitados cuesta unos 4.000 euros.

El estudio de AVACU destaca que el traje de novia supone el mayor desembolso, unos 2.200 euros de media, aunque si se realiza a medida el precio se acerca a los 4.000 euros. Un chaqué o traje para el novio puede costar entre 500 y 1.000 euros.

En las comuniones, el precio de los trajes de las niñas oscila entre los 300 y los 600 euros, mientras que el del niño se sitúa entre los 200 y los 400 euros.

En cuanto a los banquetes, el precio medio de un menú de boda está entre los 60 y los 120 euros por invitado, sin IVA, y en las comuniones ronda los 60 euros por persona.