ISABEL II de Inglaterra dejará a un lado sus reservas sobre la boda del príncipe Carlos e invitará a Camila a aparecer en el balcón de Buckingham Palace con motivo de la conmemoración del final de la segunda guerra mundial, el 10 de julio. La reina quiere ayudar a su nuera a tener su lugar en la familia real, según los comentarios de la prensa británica.