La infanta Cristina de Borbón se ha estrenado como cuentista por una buena causa. La diadema mágica es el título del relato infantil que firma la infanta en el libro Cuentos con corazón (Ediciones B), en el que también colaboran varias figuras del mundo de la televisión, y cuya venta irá a parar a la fundación de ayuda a los niños con cardiopatías congénitas Menudos Corazones.

El libro (en la foto de la izquierda, la portada), que fue presentado en el día de ayer en Madrid, incluye relatos escritos por los presentadores de televisión Ana García Siñeriz, Juan Ramón Lucas, Ana García Lozano y Fernando Schwartz, entre otros, y viene precedido por un prólogo de la actriz Belén Rueda, que en el año 1996 vio morir a su segunda hija, de apenas 1 año, por una enfermedad coronaria.

DIBUJOS DE LOS MENORES Los cuentos se intercalan con dibujos hechos por niños de entre 4 y 14 años, que son los verdaderos destinatarios de los relatos, y están agrupados por edades de los futuros lectores.

El de la infanta (en la imagen de la derecha, con su marido y sus hijos, el 8 de junio en la Clínica Teknon), destinado a menores de 5 años, cruza el adoctrinamiento moral con la trascendencia religiosa. Cuenta el caso de Victoria, una niña que logra hablar con Dios a través de una diadema mágica para pedirle que haga un milagro: que salve a sus padres, que se encuentran en peligro al ser sorprendidos por una tormenta mientras esquiaban un fin de semana en la montaña. Dios accede a ser clemente a cambio de que la niña devuelva una diadema al cajón de su madre, de donde la cría la había sustraído en un arrebato de avaricia.

El cuento de Ana García-Siñeriz también incorpora una moraleja, aunque en su caso es de raíz ecológica y no religiosa: "Cada pequeño animal tiene su razón de ser", dice la presentadora al final de su fábula. Su excompañero en Lo+plus, Fernando Schwartz, abunda en mitologías de castillos, reyes y magos en su cuento. Por su parte, la también presentadora de televisión, Ana García Lozano, viaja a sus años en la escuela para hablar de la infundada tirria que le tenía su profesora de Lengua.

En el libro también escriben cuentos figuras como Cristina de Habsburgo, Covadonga O´Shea y Rita Irasema (hermana de Emilio Aragón). En la presentación del volumen, que saldrá a la venta la próxima semana, la portavoz de la fundación de ayuda a los niños con cardiopatías congénitas Menudos Corazones, María Escudero, agradeció el gesto solidario de los cuentistas ocasionales y recordó que ocho de cada mil niños nacen al año con cardiopatías congénitas.