LA FEDERACIÓN Española de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (Colega) denunció ayer las serias dificultades que continúan teniendo las parejas homosexuales para adoptar niños, a pesar de haber sido aprobado por ley en el 2005, debido a "la homofobia que impera en los países extranjeros". El presidente del colectivo, Rafael Salazar, dijo que "a pesar de que legalmente es posible adoptar, en la práctica no hay niños para hacerlo". Esto se debe, según Salazar, a que los países, excepto Suráfrica, "no permiten que los niños sean adoptados por parejas del mismo sexo". EFE