España tiene previsto buscar el apoyo del resto de países de la Unión Europea a dos peticiones concretas: la adopción de medidas para paliar los efectos de los incendios forestales y la creación de un marco comunitario de investigación y ayudas contra el mejillón cebra.

Ambas peticiones se plantearán hoy en un Consejo de ministros de Medio Ambiente en Luxemburgo, al que asistirán la titular española del área, Cristina Narbona, y el consejero aragonés Alfredo Boné, que acudirán en representación de las comunidades autónomas.

Fuentes diplomáticas españolas explicaron que la ministra tiene previsto informar a sus homólogos de la situación en Galicia tras los incendios ocurridos el pasado verano, dentro de la estrategia para que sean considerados catástrofe natural y puedan de esta forma optar a las ayudas del Fondo de Solidaridad.

El consejero de Aragón, por su parte, trasladará a los ministros la necesidad de abordar el problema de las especies invasoras alóctonas, en concreto del mejillón cebra, considerado un asunto de importancia europea. Boné propondrá el establecimiento de un marco legal, de investigación y de ayudas contra el mejillón cebra de ámbito europeo, según informó el gobierno aragonés en un comunicado.

Los ministros también tienen previsto aprobar hoy una ley que mejorará la calidad del aire en los países de la UE al establecer límites máximos a la concentración en la atmósfera de toda una gama de contaminantes. Una propuesta que pretende reducir el número de muertes prematuras que se producen cada año en Europa como consecuencia de la contaminación atmosférica y que ascienden a 370.000.

Otro punto en la agenda del Consejo es el transporte transfronterizo de residuos peligrosos, sobre el que los ministros intentarán adoptar conclusiones. El objetivo es evitar incidentes como el de Costa de Marfil del pasado verano, donde el buque de bandera panameña Probo Koala descargó 400 toneladas de sustancias tóxicas, lo que causó la intoxicación de 50.000 personas.

El documento fijará la posición común de la Unión Europea ante la conferencia del Convenio de Basilea para controlar los movimientos transfronterizos de residuos peligrosos.

Además, también se abordará la directiva para la protección del entorno marítimo en la UE y la futura estrategia para combatir el cambio climático. Sobre este último punto, los ministros aprobarán unas conclusiones que presentarán en la XII Conferencia de las Partes sobre cambio climático, que se celebrará el próximo mes en Nairobi.