El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, defendió ayer que la regularización de trabajadores inmigrantes que el Gobierno de Zapatero realizó al comienzo de su mandato fue "un gran éxito reconocido por muchos países" y hoy es un "modelo".

Moratinos respondió así en Santander a las declaraciones del primer ministro galo, Francois Fillon, quien aseguró a una televisión de su país que el presidente Zapatero "lamenta amargamente" aquella regularización de "cientos de miles de inmigrantes" y "se ha comprometido a no hacerlo de nuevo".

"La regularización de inmigrantes fue un gran éxito en España, muchos países lo han reconocido. Y de hecho es un modelo, porque se realizó a través del diálogo y respetando los acuerdos con todos los agentes sociales y económicos", señaló el ministro al ser preguntado por esas declaraciones de Fillon.

Moratinos subrayó que "lo más importante" de la decisión que tomó su Gobierno fue que se convirtió en "legales a aquellos que trabajaban para el desarrollo económico y social de España y que, sin embargo, eran tratados como no ciudadanos".