Las adolescentes y las mujeres de más de 45 años son las franjas de edad con mayores incrementos de embarazos no deseados en España, que ascienden a 100.000 anuales, de los cuales 8.000 son de menores de 18 años.

Así lo pusieron de manifiesto representantes de la Fundación Española de Contracepción (FED) con motivo de la celebración del Día Mundial de la Contracepción que este año se centra en los embarazos no deseados.

La tasa de abortos en la población general es de 11 por mil embarazos, una cifra que entre adolescentes asciende a 13 por mil y en jóvenes de 20 años a 18 por mil gestaciones. La vicepresidenta de la FED, Esther de la Viuda, reconoció que estos datos contienen un sesgo, ya que los registros de aborto son más exactos en la actualidad y la población inmigrante, fundamentalmente la del este de Europa, ha elevado las cifras de abortos.

Entre las menores de 15 años, los embarazos no deseados se han multiplicado por cuatro en los últimos diez años, aseguró el presidente de la FED, Ezequiel Pérez Campos, que achacó este incremento al bombardeo de imágenes sobre sexo al que se ven sometidos los más jóvenes, en las que se insiste en las relaciones coitales. Para contrarrestar esta situación, la FED pidió a las autoridades sanitarias que faciliten la dispensación de los métodos anticonceptivos a los jóvenes desde la atención primaria así como el acceso a la anticoncepción de urgencias, ya que en algunos casos es un auténtico periplo de fin de semana.

PRESERVATIVOS Respecto a los anticonceptivos, el método más utilizado en España sigue siendo el preservativo. Entre los jóvenes, el 38% lo utiliza, pero cerca de un 40% reconoce haberse expuesto a relaciones sexuales sin protección en alguna ocasión.