LAS DOS MENORES ingresadas desde el pasado mes de febrero en el Hospital Clínico de Valencia tras una reacción adversa a la vacuna contra el virus del papiloma humano pasaron ayer a planta, pues están en situación "estable con evolución favorable", según fuentes sanitarias. Las niñas fueron reingresadas varias veces en la UCI, al sufrir recaídas que obligan a un seguimiento exhaustivo de su estado.