Los incendios forestales liberan a la atmósfera el equivalente al 50% del dióxido de carbono causado por la quema de combustibles fósiles, y sus efectos sobre el cambio climático han sido subestimados, según señaló un equipo internacional de científicos.

Los 22 profesionales de EEUU, Australia, Brasil, Sudáfrica, Reino Unido y Holanda piden al Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) que tengan en cuenta este dato en sus informes y modelos de clima, en un estudio publicado en Science.

"Calculamos que la deforestación provocada solo por los incendios intencionados representa una quinta parte del efecto invernadero de origen antropogénico y ese porcentaje puede aumentar", manifestó uno de los varios autores, Thomas Swetnam, de la universidad estadounidense de Arizona.