La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, cifra en 51 millones de euros los daños provocados en el sector hortofrutícola por la crisis del brote de la bacteria E.coli en Alemania. La ministra, tras presentar una campaña de promoción del sector, precisó que se trata de un primer montante de pérdidas que ya han remitido a la Comisión Europea (CE).

Aguilar avanzó que en el último mes el consumo de hortalizas se ha incrementado un 9,9% en España, un porcentaje similar en al de los mercados exteriores. Indicó que se trata no solo de restablecer los niveles de consumo anteriores a la “crisis del pepino”, sino de “ir a más” porque los productos españoles cuentan con una calidad excepcional. H