La decisión de no ubicar el futuro ATC en la localidad valenciana de Zarra fue recibida con felicitaciones tanto por el Gobierno valenciano como por los grupos de la oposición.

El president de la Generalitat, Alberto Fabra, consideró una “gratísima noticia” que el futuro ATC se instale finalmente en la provincia de Cuenca, una decisión que a su juicio ha sido posible por “la defensa que el Consell ha hecho para que no pueda venir el almacén (a Valencia), junto con la sensibilidad del nuevo Gobierno”. Agradeció al nuevo ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, que haya atendido la petición del Gobierno valenciano y que “no haya elegido Zarra”.

Por su parte, la secretaria general del PSPV en la provincia de Valencia, Carmen Martínez, felicitó a los vecinos de Zarra y del Valle de Ayora y Cofrentes por el “logro colectivo” que a su juicio supone el haber logrado que el ATC se ubique en otra región. La dirigente socialista agradeció el trabajo realizado a la Plataforma contra el ATC, al exalcalde socialista de Ayora Manuel López y la Agrupación Socialista de Ayora, que “lideraron las protestas y reivindicaciones”.

A juicio del portavoz adjunto de Esquerra Unida en les Corts, Lluís Torró, la decisión de instalar el cementerio nuclear en Villar de Cañas en lugar de Zarra únicamente supone “trasladar el problema”.

El alcalde de Zarra, Juan José Rubio, quien presentó y defendió la candidatura de su municipio para albergar el ATC debido a las repercusiones económicas que tendría para la comarca, no ha atendido al requerimiento de la agencia Efe para pulsar su opinión. H