La actriz norteamericana Halle Berry y el actor francés Olivier Martínez anunciaron su boda hace unos meses, aunque no fijaran la fecha, pero el romance se está empañando estos días para la actriz de Monster's ball por las exigencias de su antigua relación, el modelo canadiense Gabriel Aubry, con quien comparte la custodia de la hija que tienen en común, Nahla, de cuatro años. Un juez de California acaba de dictaminar que la actriz deberá pagar 20.000 dólares (15.700 euros) al mes al padre de la pequeña.

La actriz, que en los últimos tiempos ha visto como su presencia en la industria del cine se ha visto reducida, tiene también pendiente con su ex, a quien conoció en un sesión fotográfica en Versace y con quien mantuvo una relación de cuatro años, la cuestión de la custodia de la pequeña. Berry tiene planeado trasladar su residencia definitiva a París, donde vivirá con Martínez, y desea tener con ella a su hija, que en la actualidad vive en Los Ángeles . La batalla legal se presenta reñida.