La semana acaba con la retirada definitiva del aire cálido africano que ha mantenido en aviso por temperaturas extremas a España durante la semana, y dejará paso a un descenso térmico generalizado y lluvias en el este peninsular, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Este domingo se ha activado la alerta naranja por precipitaciones intensas en Barcelona y Tarragona, donde podría llegar a acumularse más de 50 litros por metro cuadrado, y estarán en alerta amarilla por tormentas.

Las provincias de Lleida, Girona y Castellón también permanecerán en alerta amarilla por chubascos tormentosos, donde podrán acumularse más de 20 litros por metro cuadrado.

Las temperaturas sufrirán un ligero descenso, siendo más pronunciado en el tercio este de la Península, aunque las diurnas subirán en el extremo oeste peninsular. Así, las temperaturas máximas se registrarán en Córdoba, Huelva, Sevilla y Ceuta con 32 grados, y en León, Salamanca y Palencia podrían bajar de los 8 grados.

En este final de semana predominarán los cielos nubosos en Cataluña, área pirenaica, norte de Castellón y Baleares, con lluvias que podrían venir acompañados de tormentas.

Las lluvias también podrán extenderse, pero de forma más débil, en el norte de Galicia y área cantábrica, que registrarán intervalos muy nubosos que tenderán a remitir a lo largo de la jornada.

Mientras en el resto de la Península predominarán los cielos despejados y en Canarias se prevé nubosidad variable en las islas del norte del archipiélago.

También este domingo Girona permanecerá en alerta por viento, donde podría registrarse rachas de hasta 80 kilómetros por hora y por fuerte oleaje, al igual que las islas de Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote.

Por último, los vientos de componente norte soplarán de moderado a fuerte en Canarias, nordeste de Girona y valle del Ebro, y del oeste en el litoral de Alborán. En el resto del territorio nacional predominarán los del noroeste, salvo de dirección variable en el área mediterránea.