La denuncia del Ministerio de Sanidad ante la brigada de delitos telemáticos de la Guardia Civil llevó ayer a la desaparición en minutos de varios anuncios de venta de órganos en la web Milanuncios.com. En los reclamos, con una redacción muy parecida se presentaban diferentes personas que decían ser jóvenes y sanos y aseguraban que “por necesidades económicas” estaban dispuestas a “intercambiar” un riñón y otros órganos por dinero. Uno pide 30.000 euros por un riñón y otro 60.000 por un trozo de hígado.

La Organización Nacional de Trasplantes (ONT) interpretó que se trataba de una compraventa de órganos o de un anuncio y promoción de este tipo de tratos, que son delitos tipificados en el Código Penal con penas de hasta 12 años de cárcel. En una legislación pionera en el mundo, las leyes españolas también contemplan penas de prisión para quienes practiquen el llamado “turismo de trasplantes” en países donde se tolera la compraventa.

“La ONT está dispuesta a mantener la tolerancia cero con el tráfico de órganos”, aseguró con rotunda una portavoz. También advirtió de que estos anuncios pueden estar relacionados con mafias o ser reclamos para la realización de estafas, empezando por la solicitud de dinero para ir realizando gestiones, que no llevarían a ninguna parte en España puesto que el sistema está diseñado para que no se pueda producir el tráfico de órganos y solo se llevan a cabo trasplantes en hospitales autorizados.

Tanto el propietario del portal como los anunciantes, sobre todo sin persisten, serían responsables ante la ley. Fuentes de la web defendieron que cada día se suben a ella cerca de 100.000 anuncios gratuitos y que cuenta con un total de cuatro millones, lo que dificulta la detección de los que no son adecuados. Argumentaron que “es muy difícil crear sistemas automáticos como con la palabra riñón, ya que hay múltiples cosas a las que puede hacer referencia”. Anunciaron que el portal incluirá un aviso en el que advertirá de que la oferta de órganos está penada con hasta 12 años de cárcel, y que colaborará con la ONT. H