Los españoles son los ciudadanos europeos que más tiempo se pasan delante de la pantalla del ordenador: unas 7,2 horas al día. Una sobreexposición a las nuevas tecnologías causa, entre otros síntomas, ojos resecos, dolor de cabeza, cuello y espalda. Además, puede llegar a provocar problemas de visión más serios como astigmatismo e hipermetropía.

Para evitar esto, los expertos recomiendan reducir el tiempo de uso de las nuevas tecnologías y relajar la vista unos segundos cada cierto tiempo.