La comunidad musulmana de Moscú está recaudando fondos para poner en marcha varias mezquitas sobre ruedas, con el objetivo de desahogar los ahora abarrotados centros de culto musulmanes de la capital rusa, según ha informado el diario 'Moscow Times'. Según ese medio, se necesitan 15.000 dólares para equipar dos mezquitas móviles, que consistirían en la transformación de camiones o caravanas en centros de culto.

Cada una de esas mezquitas sobre ruedas contaría con una sala de oración y una habitación para las abluciones. Esos oratorios móviles se desplazarán a cualquier lugar al que fueran requeridos por los fieles, que deberían hacer la petición por e-mail.

SEIS CENTROS DE CULTO

"El ritmo de la ciudad moderna y el escaso número de centros de culto no siempre permiten a los musulmanes rezar a su hora", han asegurado los organizadores de la iniciativa. En la actualidad, en Moscú solo hay seis mezquitas que suelen quedarse pequeñas a la hora del rezo pues en la capital rusa viven decenas de miles de musulmanes.