España ha registrado desde 1975 80 episodios de olas de calor, 45 en la Península, Baleares, Ceuta y Melilla y 35 en las Islas Canarias, entre los que destaca la sufrida en el 2003, que afectó a 28 provincias y duró 16 días.

Esta ola de calor, del 30 de julio al 14 de agosto, fue “especialmente destacable” en todos los sentidos y tuvo una anomalía de 3,7 grados centígrados, según un estudio de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) que analiza y cuantifica las olas de calor en España en los últimos 40 años. Asimismo la Aemet resalta la ola de calor del 8 al 11 de agosto del 2012 y que se extendió por un total de 40 provincias.

El estudio define ola de calor como un episodio de, al menos, tres días consecutivos con registran máximas por encima de las habituales. H