La farmacéutica Johnson & Johnson (J&J) anunció ayer que comenzará en septiembre a probar en humanos su vacuna experimental contra el covid-19 y que esta podría estar lista para un uso de emergencia a principios del año 2021. La farmacéutica informó de que ha invertido más de 1.000 millones de dólares en asociación con la Autoridad federal para el Desarrollo y la Investigación Biomédica Avanzada, que depende del Departamento de Salud estadounidense, para su desarrollo, que comenzó en enero.

La vacuna entrará en la fase de prueba con humanos sobre septiembre, según J&J, que explicó que espera tener los datos necesarios sobre sus efectos para finales de año y que, en caso de que las pruebas avancen bien, podría estar lista para un uso de emergencia a principios del 2021.

Tras efectuar el anuncio, las acciones de la farmacéutica subían más de un 7% en la Bolsa de Nueva York.