Las redes sociales nos permiten conocer situaciones inimaginables. Twitter se ha convertido en un portal a través del cual compartir quejas o vivencias personales. El feedback de otros usuarios ayuda muchas veces a viralizar los contenidos y que algo que parecía insignificante, se transforme en algo con mucha dimensión por eso, que cada vez sean más los que acuden a esta plataforma para compartir sus experiencias más desagradables.

La cuenta de Twitter de 'Social Drive' ha compartido el momento surrealista que ha vivido un trabajador de una plataforma de paquetería cuando fue a entregar un pedido. En el vídeo se puede ver como, en la puerta de la casa del destinatario, el repartido (como es habitual) le pide el DNI para entregarle lo que ha pedido. Este opta por dárselo en catalán lo que dificulta que el trabajador entienda con claridad los números. De hecho, le pide por favor que se los repita en castellano a lo que el cliente responde un rotundo no.

Ante la negativa respuesta del destinatario, el repartidor decide marcar el envío como rechazado y marcharse de nuevo con el paquete bajo el brazo.

La discrepancia entre ambos se ha trasladado también a las redes sociales entre los que entendían la respuestas del repartidor y los que opinaban que su reacción había sido demasiado exagerada ya que los números se entendían igual en catalán.