Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Volcán de La Palma

El Registro de víctimas del volcán de La Palma detecta un centenar de expedientes "falseados"

La presidenta del Colegio de Trabajadores Sociales señala que, jurídicamente, se califica como falsedad documental, pero la mayoría de casos "son errores sin malicia o picaresca"

Una vivienda afectada por la erupción del volcán en La Palma.

Uno de cada diez expedientes presentados en el Registro Único de Ayudas a los afectados por el volcán de La Palma para solicitar una vivienda están "falseados", o lo que es lo mismo, un 10% de los cerca de 1.300 expedientes presentados en esta oficina, tal y como afirma la presidenta del Colegio de Trabajadores Sociales de Santa Cruz de Tenerife y responsable de la oficina de víctimas del volcán, Candelaria Delgado.

"Hay personas que han hecho un falseamiento de datos a la hora de inscribirse tanto en el registro de afectados como en los registros que había en los tres ayuntamientos -El Paso, Los Llanos de Aridane y Tazacorte- que sufrieron las incidencias de la erupción", adelantó este martes a la Cadena SER la responsable de esta oficina. 

Ahora bien, Delgado ha matizado a El DÍA que "en la mayoría de los casos no podría decirse que el falseamiento que se ha detectado en la presentación de solicitudes de ayuda para vivienda esté motivado por la picaresca; muchos de ellos se debe a errores si malicia". No obstante, afirma Delgado que "tenemos que señalar que al menos jurídicamente hablando, se trata de una falsedad documental". En muchos de los casos son personas que no solo han perdido su casa, también toda la documentación que avala que ésta era su residencia habitual, por ello, los afectados deben cumplimentar una "declaración responsable" por lo que "la omisión o inclusión de datos incorrectos en dicho documento se considera un falseamiento de datos", señala Delgado aunque matiza que eso no significa que ese afectado lo haya hecho adrede, sino que en muchas ocasiones  se produce por "desconocimiento de cómo se cumplimenta el documento. A ello se añaden los casos en los que se constata que no se incluyeron a todos los miembros de la unidad familiar o se cumplimentaron expedientes de varias personas que reclaman una vivienda pero que figuraban en una misma dirección, por lo que sería una misma unidad familiar.

«Nos encontramos con tres o cuatro casos, no más, de expedientes en los que se ha mentido»

decoration

Otros casos que se han encontrado los trabajadores sociales de esta oficina son aquellos de familias en las que existe algún tipo de conflicto familiar o una separación matrimonial y ambos cónyuges reclaman por separado una vivienda pues estaban en régimen de gananciales. Sin embargo, los expedientes de asignación de vivienda tenemos que resolverlo teniendo en cuenta a todos los miembros de la unidad familiar que convivía en la vivienda en el momento en el que hizo erupción el volcán. "Que hubieran malas relaciones o se haya iniciado un proceso de separación no es una cuestión que nos competa aclarar a nosotros en esta oficina", aclara Delgado.

Sin empadronar

La presidenta del Colegio de Trabajadores Sociales también hace referencia a casos que han detectado de familias que no estaban empadronadas en el domicilio que fue arrasado por el volcán, pero han demostrado que pagaban los recibos de suministros. En estos casos, dice Delgado "tampoco podemos hablar de un falseamiento de datos", porque se ha podido demostrar luego con certificaciones policiales y otra documentación que efectivamente residían en dicha vivienda, aunque la información no fuera correcta cuando presentaron su declaración responsable.

Aparte de la casuística anterior que expone Delgado, en lo que a casos flagrantes de "información falsa" asegura que "solo nos hemos encontrado con tres o cuatro casos, no más". Y se ha podido detectar al poder contrastar la información que llega a la comisión técnica a través de la ficha social que hicimos a la familia con el registro de afectados por el volcán.

«Solo hay un caso flagrante de alguien, que ni fue desalojado ni su casa sufrió daños», señala Matos

decoration

Por su parte, Sergio Matos, coordinador de la oficina del Registro Único de Ayudas a los afectados ha señalado que "solo nos hemos encontrado con un caso flagrante de una persona que ha mentido en el documento de declaración responsable y que ni fue desalojado ni su propiedad se vio dañada por el volcán". Finalmente, y gracias a los filtros de control que que se han puesto en marcha se pudo detectar a tiempo y rechazar su expediente. "Pero estuvo a punto de conseguir la vivienda hasta el último momento", reconoce.

En este sentido, Matos abunda en que dentro de la casuística que se ha observado desde que se puso en marcha el Registro Único se han detectado duplicidades como familias que han venido por separado pero que constituían una única familia el 19 de septiembre, cuando entró en erupción el volcán. Esto en lo que a las solicitudes de vivienda se refieren, que son unos 1.300 casos de los más de 4.500 expedientes en los que se incluyen también demandas de ayudas de autónomos y agricultores, de los que se han resuelto cerca de 3.000.

Matos señala que se está haciendo todo lo posible para que el dinero llegue a las personas realmente afectadas y evitar la picaresca que, reconoce, hubo en los primeros días de la entrada en funcionamiento de la oficina. Con el Registro Único tenemos una herramienta para impedirlo, desde el día 3 de noviembre que se abrió, tanto en la propia Casa Massieu como a través de los procesos telemáticos. 

Compartir el artículo

stats