Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

En el corazón de Barcelona

El grito de auxilio de las monjas de una calle del Raval

El fondo de inversión que ha adquirido el inmueble donde residen 12 hermanas misioneras y 15 sintecho, a pocos metros de la Rambla, reclama su desahucio para construir un bloque de viviendas de lujo

El portal del edificio amenazado con orden de desahucio, en la calle de Xuclà, 19.

La situación dentro del número 19 de la calle de Xuclà, en el barrio del Raval (Barcelona)es crítica. En este edificio situado a pocos metros de la Rambla y de plaza de Catalunya, viven 27 personas: 12 hermanas misioneras y 15 personas sin hogar. Muchas de las afectadas son muy mayores, varias de ellas están en la cama, sin ningún tipo de movilidad por diversas enfermedades, y otras empiezan a tener problemas de demencia. Las más jóvenes rondan los 50. Además, en el edificio residen 15 personas sin hogar, acogidas por las misioneras, que les ayudan en sus tareas diarias, como la limpieza del edificio y la repartición de alimentos a personas vulnerables

Todos ellos tienen una orden de desalojo del edificio en el que viven, ya hubo un intento que no se concretó el pasado 2 de febrero. El inmueble, que pertenecía a Lumen Dei, asociación religiosa a la que pertenecían las hermanas, fue adquirido en 2017 por un fondo de inversión, entonces Vauras Investment SL y actualmente Varia Xuclà SL. A las puertas del desalojo, no tienen dónde ir y reclaman una solución para todos sus habitantes. "Nosotras nos enteramos de que el edificio ya no pertenecía a la asociación cuando ya se lo habían vendido a Varia Xuclà. Nos llegó una carta conforme el edificio se había vendido y nos pedían que lo desalojáramos. Cuando se realizó la venta, tanto el arzobispado [de Oviedo], que fue quien vendió el inmueble, como el fondo de inversión que lo adquirió, sabían que vivíamos aquí y sabían la situación que teníamos. Algunas de las hermanas están enfermas, están encamadas y otras ya son muy mayores y empiezan a tener problemas de demencia. No nos pueden dejar en la calle", comenta una de las afectadas. "Nosotras no tenemos ningún inconveniente en abandonar el edificio siempre y cuando nos garanticen una alternativa donde podamos vivir y seguir haciendo nuestra labor". La nueva fecha del lanzamiento está prevista para el día 5 de abril

Acusadas de ocupación

El pasado mes de julio solicitaron a servicios sociales un informe de vulnerabilidad para poder parar el proceso, pero el informe no les fue favorable. Por el momento el Ayuntamiento de Barcelona no les da ningún tipo de alternativa ya que al tratarse de personas independientes no pueden hacer nada para tratarlos a todos como comunidad única. Por el momento solo aseguran realojar a las hermanas que se encuentran en la cama, ya que son las más vulnerables. "Servicios sociales no trabaja con comunidades, únicamente trabaja con familias y personas individuales. Esto se traduce a que en caso de que les puedan dar una alternativa, sería de manera individual, a cada una de ellas y nosotras solicitamos que se las trate como comunidad ya que, si las tratan de manera individual, dejarán de realizar la labor social en la que trabajan. Además, no tienen a nadie más, solo se tienen entre ellas. Ellas son su familia", explica la abogada del caso. 

"Algunas de las hermanas están enfermas, en cama, y otras ya son muy mayores y empiezan a tener problemas de demencia. No nos pueden dejar en la calle", dice una de las afectadas

decoration

Las hermanas están acusadas de ocupación por parte de los compradores del edificio y por parte de la asociación Lumen Dei, a pesar de llevar viviendo más de 20 años en el inmueble de la calle de Xuclà. El fondo de inversión que ha adquirido el inmueble quiere echarlas para construir todo un edificio con pisos de lujo, cada uno de ellos valorados en más de medio millón de euros. El edificio se vendió por unos 3 millones de euros, pero ellas denuncian no saber dónde está el dinero ni a qué se ha destinado.

"Estamos esperando a que declaren la compraventa del edificio nula. La cosa es que están desalojando sin tener aún una sentencia firme. El edificio nunca ha pertenecido a la iglesia, si no a la Asociación Lumen Dei que es una asociación privada totalmente independiente a la institución, por tanto, el arzobispo de Oviedo no puede vender propiedades sobre las que no tiene potestad alguna", explica la abogada del caso. "Estamos solicitando que suspendan el lanzamiento hasta que se determine si la venta del edificio es nula o no. Hemos presentado un recurso de amparo al Tribunal Constitucional para que se suspendan los lanzamientos y de esta manera ganar tiempo", concluye. 

Asociación Lumen Dei

Lumen Dei es una organización fundada en la década de los 60 y hoy cuenta con una veintena de miembros. Las religiosas afirman que Lumen Dei se divide en tres organizaciones independientes, aunque las tres utilicen el mismo nombre y sólo una de ellas, la Unión Lumen Dei, depende del Vaticano. Por tanto, la iglesia no tiene ningún tipo de potestad sobre los inmuebles pertenecientes a las otras dos organizaciones. La denuncia, de más de 250 monjas repartidas por toda la geografía española (Madrid, Barcelona, Cáceres y Asturias), se basa en la vulneración del derecho de asociación al considerar que el arzobispo de Oviedo maniobró para tomar decisiones respecto a de Lumen Dei, a pesar de ser una entidad privada, y de esta manera realizar las ventas de inmuebles que se hicieron a posteriori.

Compartir el artículo

stats