Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Perfil

El ocaso del 'rey de las orquestas' de Galicia

Ángel Martínez Pérez 'Lito', fallecido este jueves, vivió los últimos años inmerso en varios frentes judiciales por la gestión del sector en el que "reinaba": las verbenas

Ángel Martínez 'Lito', conocido como "el rey de las orquestas" durante el juicio.

Las orquestas en Galicia son una religión. Y su rey durante décadas tuvo nombre propio: Ángel Martínez Pérez 'Lito'. El conocido empresario pontevedrés falleció este jueves a los 58 años de edad al precipitarse desde el puente de A Barca (Poio). Arrastraba problemas de salud y un 'vía crucis' judicial durante la última década tras años de dominio de las verbenas de la comunidad gallega. Su ocaso comenzó en 2013 cuando la Agencia Tributaria dirigió su foco hacia estos espectáculos.

'Lito' controlaba por entonces sobre el 60% del negocio de las orquestas gallegas. Llevaba tres décadas en el sector. Casi todo pasaba por el "rey de la verbena". Entre esos grupos, con una cartera que llegó a rondar los 80, estaban algunos de los más exitosos, como Panorama o París de Noia.

El Tribunal Supremo anuló los registros realizados por la AEAT en 2013

decoration

Pero todo se tambaleó tras un registro en la sede de Representaciones Lito (Caldas de Reis) en 2013. Si bien es cierto, estas actuaciones acabaron siendo anuladas posteriormente al considerar el Tribunal Supremo que "no fue lícita en su ejecución por la AEAT" y que tampoco "se respetaron en lo más mínimo las garantías constitucionales exigibles”. Este fallo fue clave posteriormente, ya que supuso la anulación de las multas impuestas por Hacienda.

En ese momento comenzó el declive y los problemas judiciales por supuesto fraude fiscal.

En los dos primeros juicios Ángel Martínez Pérez no había salido mal parado. En uno de ellos, celebrado en el juzgado de lo Penal 1 de Pontevedra, resultó absuelto. Y este juicio fue clave dado que la sentencia, confirmada después por la Audiencia de Pontevedra, anulaba el registro en el que se halló la abundante documentación que detallaba los ingresos millonarios en una contabilidad paralela de las empresas del grupo. La Fiscalía solicitaba una condena de cuatro años y seis meses de prisión para los acusados en este caso de la "Orquesta Filadelfia" , una multa de 590.000 euros y la devolución a Hacienda de 284.000 euros.

Un juicio que hubo que repetir

Antes de ese fallo, de hecho, se había producido uno previo de la Sección Cuarta de la Audiencia de Pontevedra que condenaba a “Lito” a 12 años de prisión y al pago de 46 millones de euros por defraudar a hacienda en el impuesto de sociedades, IRPF e IVA de 2011 y 2012, pero la sentencia se recurrió ante el Supremo y el Alto Tribunal ordenó repetir el juicio.

Fue condenado a dos años y tres meses de cárcel pero el fallo está recurrido

decoration

“Lito” volvió al banquillo con otros magistrados y lo condenaron, pero tan solo a dos años y tres meses de cárcel por no declarar 326.374 euros correspondientes a los dos delitos por defraudar el IVA. La anulación del registro impedía su condena por Sociedades e IRPF, además de añadírsele la atenuante de dilaciones indebidas. Su abogado, Carlos Seoane, recurrió el fallo ante el Tribunal Supremo, por lo que sobre Ángel Martínez Pérez no pesa ninguna condena judicial firme.

Pese a los múltiples frentes judiciales, no existía en la actualidad ninguna condena firme por fraude fiscal

decoration

En el tercer proceso judicial al que estaba citado el "rey de las orquestas" se le acusaba de otros diez delitos de fraude fiscal entre los años 2009 y 2012. Era la pena más grande que se pedía: hasta 35 años. Tres delitos contra el IRPF (por los que pedían 9 años y 18 meses en total); tres del impuesto de Retenciones (por los que pedían 6 años y 9 meses); dos sobre el IVA (por los que pedían 8 años en total) y finalmente dos delitos de carácter agravado por el IVA por el que reclama otros diez años de cárcel cada uno.

El Ministerio Fiscal solicitaba además la devolución de 4,4 millones a las arcas del Estado, cantidad que supuestamente defraudó el empresario caldense, además de pagar multas que suman casi 13 millones de euros.

Su estado de salud obligó a suspender varios juicios

Pero el estado de salud del empresario Ángel Martínez Pérez 'Lito" obligó a suspender este último juicio cuya vista oral estaba prevista para noviembre de 2021. No era la primera vez. La Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Pontevedra confirmó su suspensión tras presentar la defensa un informe forense conforme el acusado "no está en condiciones de asistir".

La defensa de Ángel Martínez Pérez presentó en varias ocasiones informes médicos para determinar que la salud mental del procesado le impide sentarse en el banquillo con todas las garantías. Una patología neurológica que, según su abogado, tenía carácter degenerativa por lo que no se preveía que fuera a mejorar con el tiempo. Sin embargo, en la sentencia de junio de 2021, el Tribunal había concluido que el acusado sí pudo ejercitar su derecho a la defensa.

Los últimos juicios tuvieron que ser suspendidos precisamente al no poder afrontar el empresario un proceso penal con garantías. Unos procesos que, con su muerte, quedan ya en el aire.

Compartir el artículo

stats