Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Redes sociales

"Hay que desviar los ojos de las pantallas y mirar más a la gente real"

Los psicólogos abogan por el autoconocimiento y el trabajo de la autoestima en terapia

Las redes sociales son una nueva realidad

Las redes sociales son una nueva realidad. Una virtual. Que, a pesar de que tiene todos los ingredientes para hacernos creer que es real, "nada más lejos de la realidad". "Es ciencia ficción", dice Abel Baquero, psicólogo clínico. Es, ejemplifica, como los programas de cocina, donde la comida es perfecta en estructura y color. "Hay un montón de recursos para que eso sea así. Fotógrafos, editores, ángulos, retoques, es imposible conseguir un canon de belleza que no es real", añade.

El uso diario de las plataformas digitales, la socialización a través de ella y la interacción hacen que sea un espacio que el cerebro identifica como real. Como normal. En esa realidad, el refuerzo externo es positivo. Da placer. De ahí, señala la psicóloga Begoña Albalat, que cuando "recibimos likes (me gusta) liberamos dopamina (la hormona del placer), nos sentimos bien". Pero, ¿qué provoca esa respuesta positiva? Albalat apunta que existe una "interpretación del refuerzo" que nos lleva a quedarnos con la información que está a favor de nuestro pensamiento. "Me refuerzan en la foto por mi apariencia física", podría ser una de las interpretaciones. Por otra parte, apunta que una de las maneras de saber lo que deseamos es el modelo, el referente. Aprendemos lo que socialmente es estético según un perfil de modelo concreto. "Tratamos de seguir un modelo de perfil, ser como esa influencer, encajar".

Inmediatez e impulsividad

Los especialistas también hablan de la impulsividad y la inmediatez en las decisiones. "La juventud hace que tomemos una decisión casi siempre irreversible de una manera impulsiva en un momento en el que no hay percepción del riesgo", dice Albalat. "Hace falta enseñar a usar las redes de una manera sana, pero sobre todo pasar menos tiempo en redes y más mirando a la vida real", continúa.

Baquero destaca la impulsividad: "Si tomas distancia y luego te planteas la decisión, seguramente será distinta. Al alejarte, eres más consciente de las implicaciones". Dice Baquero que en muchos casos operarse es un parche para un problema más profundo. "La mayoría de veces hay detrás un problema de autoestima, no de pecho, que si no se trabaja puede acabar en depresión". Abogan, pues, por el autoconocimiento y el trabajo de la autoestima.

Compartir el artículo

stats