Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

EBAU 2022

Los amuletos de la suerte de mamá

Numerosos alumnos llevan en bolsillos y mochilas estampitas, figuritas y pegatinas en su mayoría entregados por las madres para que les amparen en la Selectividad

Una alumna muestra la imagen de la patrona de su ciudad que le ha dado su madre para hacer la Selectividad. Jose Navarro

Amuletos de la suerte, estampitas de las madres, llevar muchos 'bolis', dormir bien, haber estudiado por la mañana y por la tarde con descansos durante las dos últimas semanas e "ir a por todas" y con buena actitud son algunos de los "secretos" de los alumnos que se han presentado a la Selectividad bajo el paraguas de las universidades de Alicante y Miguel Hernández de Elche y que se prolonga hasta este jueves.

"Mi madre me dio una estampa de la suerte para sacarme el permiso de conducir y me funcionó, por eso me la he traído también aquí conmigo", explica Marcos Peral, alumno del instituto Misteri d'Elx de Elche, mientras saca de la mochila y muestra la que ya ha convertido en un amuleto, en este caso la imagen de Santa Gema Galgani, que curiosamente es la patrona de los enfermos.

Marcos Peral, del IES Misteri d'Elx, con una estampita "de la suerte". J. M. G.

Otra alumna muestra varias cartas de Pokémon. A su alrededor los compañeros le jalean y se ríen cuando las enseña en abanico. "Me las dio mi mejor amigo para que me dieran suerte en el examen y las he tenido dentro del estuche durante toda la prueba de Historia. Me han dado suerte, en realidad me han dado mucha suerte, sí", recalca Inés Llinares, del Instituto Nou Derramador de Ibi.

Amuletos de mamá para aprobar la Selectividad. Jose Navarro

Bolsillo

Admiten que así como los móviles están prohibidos, nada les impide llevar un amuleto dentro del bolsillo o en la mochila metido en el estuche, como el caso de Inés, y que les acompañan sabiendo que están ahí, que les recuerda que su amigo o su madre están empujando por ellos.

Estampas de Pokemon que le dan suerte a Inés Llinares. Jose Navarro

"Yo llevo una figurita que ayudó mucho a mi madre en una etapa que pasó muy complicada. Yo creo que le daba felicidad y es muy tierno". Nacho Sola enseña un conejito de porcelana minúsculo que sujeta con sumo cuidado con dos dedos. En la otra mano también muestra un amuleto o colgante de reiki, también entregados por su madre. "Es la representación suya en el examen, su apoyo. Los llevo en el bolsillo que no los miran, vamos que el móvil no lo puedes llevar pero por esto no dicen nada", asegura feliz del respaldo que le suponen los regalos de la suerte de su madre.

A por el 14

También las hay con estampitas de San Pancracio. Lucía Mira explica que se la dio su madre para que le salga una Selectividad de 14, que es la máxima puntuación a lograr, porque también a ella se la regalaron cuando se casaron y que, desde entonces, siempre le ha dado mucha suerte. "Así que ahora la tengo yo para que me de suerte, y sí que me la ha dado", afirma con una sonrisa de oreja a ojera.

San Pancracio también acompaña a los estudiantes. Jose Navarro

A su lado, muestran otra estampa de una Virgen, en concreto de la Mare de Déu dels Desemparats, patrona de Ibi, "para que nos ampare estos tres días. Llevo una de mi madre y otra de mi abuela".

Otro compañero, Gabriel Coello, lleva un pokemon plastificado. Confiesa que se lo hizo él mismo un día, hace tiempo ya, y que le ha dado suerte desde entonces, así que ha decidido traer la especie de pegatina a la Selectividad también.

Estudiantes de la UA colocan una pancarta contra la Selectividad. Jose Navarro

Anecdotario

Sin amuletos que se sepa, pero suerte también tuvieron un par de alumnas a las que el DNI les jugó una mala pasada este martes, en el arranque de las pruebas de acceso a la Universidad.

En un caso, como explica el coordinador de las pruebas en la UA, Juan Matías Sepulcre, el olvido del documento, por más que se había repetido por activa y por pasiva que es imprescindible, provocó cierta desazón y revuelo que tampoco duraron demasiado tiempo.

Gracias a que la olvidadiza vive en San Vicente, la única premisa para no verse perjudicada era que su familia trajera el DNI antes de que acabara el tiempo disponible para la primera de las pruebas, aunque a ella le permitieron empezar con los demás en el aulario de la UA que también está en San Vicente.

Sólo en el caso de que no hubieran llegado a tiempo se le habría anulado el examen.

Otra anecdótica incidencia la protagonizó un estudiante que debía examinarse en el campus de Sant Joan de la UMH pero se presentó erróneamente en la UA. También en este caso, gracia a la cercanía entre ambos campus y a que el alumno en cuestión se presentó con la antelación suficiente, hubo tiempo para enmendar la pifia.

También en cuestión de DNI, otra alumna lo perdió tras la primera prueba, pero ni siquiera llegó a estresarse, como relata Rosa Ayela, presidenta en uno de los tribunales de la UA. "Se lo llevé enseguida para que no le diera un infarto pero estaba feliz con sus amigas" explicó.

Otra alumna de la UMH que estaba convocada en un tribunal de Orihuela se presento a su vez en el campus de Elche y al final, al pertenecer a la misma universidad, se le permitió que hiciera los exámenes del primer día en el campus ilicitano. Javier Gómez, vicerrector adjunto para las pruebas de acceso en esta institución y con 21 años a sus espaldas como responsable de estas pruebas en la Universidad Miguel Hernández apunta que prácticamente ha visto anécdotas de todo tipo en estas dos décadas.

La pancarta

Siempre que se celebra la Selectividad se reabre el debate sobre su idoneidad, por a excesiva presión y tensión que genera entre el alumnado. Un grupo de universitarios de la UA aprovechó esta coyuntura y durante la media hora de descanso entre la primera y la segunda prueba, colgaron una pancarta en el anfiteatro del Aulario II que rezaba "Eliminemos la Selectividad. Estudiantes en lucha". La pancarta recibió entusiastas aplausos entre los que plagaban el recinto, pero apenas lo disfrutaron porque enseguida fueron llamados para volver a las aulas y enfrentarse al temido Valenciano, ejercicio que esta vez no provocó polémica alguna. Al menos hasta el momento.

Compartir el artículo

stats