Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Aviso de Aemet: "Las olas de calor en España podrían dejar máximas de 50 grados en un futuro más o menos cercano"

Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología. JOSÉ LUIS ROCA

El verano todavía no ha empezado y España, aún en la recta final de su primavera astronómica, vive en estos días una ola de calor histórica. Los termómetros llevan casi una semana marcando temperaturas muy por encima de lo habitual para esta época del año. El calor se dispara, paradójicamente, justo en los días en que España se convierte en la sede del Día mundial de la lucha contra la desertificación y la sequía, con temperaturas de récord y las reservas hídricas a la mitad de su capacidad. "El verano más cálido hasta ahora podría ser un verano 'fresquito' para finales de siglo", explica el meteorólogo Rubén del Campo, célebre portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), en una entrevista con El Periódico de Catalunya.

¿Estamos ante una ola de calor que ya ha sido definida como histórica.

Sí, estamos ante un episodio histórico por varias razones. Es una de las olas de calor más tempranas jamás registradas. Ha empezado antes de que empiece el verano astronómico. Para ser una ola de calor tan temprana, también llama la atención que sea tan intensa. El pico de temperatura máxima alcanzando en esta ola de calor ya es mayor que el pico de las dos anteriores registradas por estas fechas. Si hablamos de los datos históricos registrados en la semana entre el 10 y el 19 de junio, ahora mismo estamos viviendo el periodo más cálido desde que existen registros.

El calor de estos días no dejaba respirar de día y tampoco daba tregua de noche…

Así es. En esta ola de calor está siendo más significativo el calor nocturno que el diurno. En Madrid, por ejemplo, la noche del jueves no hemos bajado de los 25 grados y medio. Eso es una noche tórrida de manual. Desde 1920 hasta 1987, Madrid no había vivido ninguna noche tórrida. Pero desde 1987 hasta ahora, se han registrado al menos 23. De esas 23, al menos 13 han tenido lugar en los últimos 10 años. Las noches tórridas son 10 veces más frecuentes ahora que en los años 80 en el conjunto de las ciudades más pobladas de España. Esto significa que al menos una cuarta parte de la población española está teniendo que conciliar el sueño con estas temperaturas.

"Las noches tórridas son 10 veces más frecuentes ahora que en los años ochenta"

decoration

¿Qué ingredientes han contribuido a que esta ola de calor sea tan voraz?

En el caso concreto de esta ola de calor se han conjugado varios ingredientes. Por un lado, hemos tenido una situación de estabilidad atmosférica que ha dejado los cielos despejados y, por otro lado, también hemos sufrido una inyección de aire muy cálido procedente del Sáhara, que además de calor ha arrastrado mucha calima. Pero para mí, la verdadera pregunta es qué hay detrás de todo esto. ¿Por qué las masas de aire son cada vez más cálidas? Porque llevamos décadas 'dopando' la atmósfera con la inyección de gases de efecto invernadero. Y como el equilibrio climático está roto, el calor aumenta.

Muchos se preguntan si después de una ola de calor así en pleno junio nos arriesgamos a que en agosto, cuando de verdad hace calor, tengamos una peor…

No tiene por qué. Tener una ola de calor así en junio no significa que en agosto tengamos una más intensa. Eso sí, los modelos de predicción estacional indican que nos adentramos en un verano con más calor de lo habitual. Y también sabemos que las olas de calor son más habituales en esta época del año. El precedente más cercano que tenemos fue en 2017, cuando en junio se registró una ola de calor parecida a esta y en agosto se registró otra de récord...

Año tras año, los pronósticos estacionales hablan de un verano ‘más cálido de lo habitual’…

Hace décadas que registramos veranos más cálidos de lo normal. Las olas de calor son ahora 10 veces más probables que hace cien años. Y todo apunta a que la tendencia va a más. Según las predicciones del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), si seguimos emitiendo como hasta ahora, para mediados de siglo los veranos serán 2,5 más cálidos en la región mediterránea. Esto puede parecer muy lejano, pero estamos hablando de como mucho 30 años. Y no olvidemos que 30 años atrás fueron las Olimpiadas de Barcelona y parece que fue antes de ayer...

"Las olas de calor son ahora 10 veces más probables que hace cien años"

decoration

¿Qué implica que la temperatura aumente 2,5 grados en verano?

Hay una comparación que para mí es muy ilustrativa de lo que se nos viene encima. En 2003, España vivió su verano más cálido desde que existen registros. Fue un verano brutal en cuanto a fallecimientos y daños causados por el calor. Entonces, la temperatura estaba 1,8 grados respecto a los valores de referencia. Pienso en eso y me pregunto ¿qué pasará cuando los termómetros estén 2,5 grados de media? El verano más cálido hasta ahora podría ser un verano 'fresquito' para finales de siglo.

Si los veranos serán de por sí más cálidos, ¿cómo podrían ser las ola de calor de finales de siglo?

También irán a más. En un futuro más o menos cercano, las olas de calor en España podrían dejar máximas de 50 grados. En ciudades como Sevilla, Córdoba o puntos del valle del Ebro, donde ahora se registran máximas de entre 42 y 44 grados se podrían alcanzar valores de 50 grados. En Madrid, pasaremos de máximas de 40 grados a picos de entre 44 y 45.

"En un futuro más o menos cercano, las olas de calor en España podrían dejar máximas de 50 grados"

decoration

El calor acecha justo en la semana en que España se convierte en sede del Día mundial contra la sequía. Hablando de lluvias, ¿podemos decir que llueve menos?

El tema de las lluvias es complicado de analizar. Las décadas de los cincuenta y los sesenta fueron anómalamente lluviosas y después se observó un descenso de las precipitaciones, pero no acaba de estar claro hacia dónde va la tendencia. Hay estudios que indican que los periodos sin lluvia ahora son más largos. En el área mediterránea parece que llueve lo mismo pero en episodios más torrenciales. Aunque no está claro si llueve menos o no, no olvidemos que a más calor también más evaporación del agua.

Y a pesar de todo esto, parece que la ola de calor está sacando a negacionistas de debajo de las piedras. ¿Qué les diría a aquellos que niegan que el calor de estos días tenga que ver con la crisis climática? 

La evidencia científica sobre la crisis climática es abrumadora. Nadie está diciendo que el calor de ahora es anómalo porque hace un siglo tenías que ir con abrigo en junio. Lo que decimos es que no es normal que a mediados de junio ya estemos con este calor. Vivimos en un mundo en que ya hay 10 veces más récords de calor que de frío. ¿Hablar de esto es una exageración? No lo creo, porque la ciencia es muy clara al respecto. Quizás el tema está en cómo lo comunicamos, pero eso es otro debate. Sobre la crisis climática no hay dudas. 

Compartir el artículo

stats