Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Geología

El IGN confirma por primera vez un desprendimiento en la cara norte del Teide

Los pequeños desprendimientos son habituales en esta zona pero nunca se han podido ver

El IGN confirma por primera vez un desprendimiento en la cara norte del Teide

El IGN confirma por primera vez un desprendimiento en la cara norte del Teide. M. Á. A.

Para ver este vídeo suscríbete a El Periódico Mediterráneo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

El IGN confirma por primera vez un desprendimiento en la cara norte del Teide. Verónica Pavés | @veropaves

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha confirmado por primera vez un desprendimiento en la cara norte del TeideY es que, aunque se tiene constancia –por las huellas geológicas– de que esta cara del volcán tiene predisposición a sufrir pequeños deslizamientos de tierra, hasta el momento ha sido difícil confirmar que sucedían, dado que ocurren "en zonas inhabitadas", como explica el sismólogo del IGN, Itahiza Domínguez. 

De hecho, los sismógrafos del IGN han captado en varias ocasiones estas señales que difieren de la que puede emitir un evento sísmico. "Estábamos casi seguros de que eran pequeños desprendimientos, pero no ha sido hasta ahora que hemos podido confirmar uno en esta zona", resalta el investigador. No han podido hacerlo hasta el momento porque no ha habido una prueba gráfica que lo demostrara. Sin embargo, en esta ocasión, el video de un vecino de la zona norte –alejada del lugar en el que se produjo el deslizamiento– pudo captar el momento. 

"Al cruzar los datos de la fecha y hora en el que se había grabado el vídeo con los de nuestros sismógrafos pudimos corroborar que lo que ocurrió allí era un deslizamiento", remarca Domínguez. Como explica el investigador, esto permitirá en un futuro poder identificar qué significa esta señal. "Ya la habíamos visto en otros momentos, pero no podíamos determinar qué era lo que lo provocaba", insiste Domínguez, que destaca que este tipo de ruido no es nada parecido al de los terremotos. "Suele ser una señala mucho más difusa", resalta. 

El investigador también ha descartado, por el momento, que este deslizamiento de tierra haya tenido relación directa con el enjambre sísmico que se identificó en el Teide en la madrugada del jueves, pese a que el desprendimiento ocurrió durante la jornada del viernes. "En principio sería muy raro porque el enjambre era muy pequeño", resalta el investigador. Y es que esta serie de 458 microsismos apenas sumó una energía de magnitud 2. Los movimientos se produjeron en la zona de Las Cañadas, al sureste de Pico Viejo, a unos 13 kilómetros de profundidad y con una magnitud máxima de 1,6, aunque "la mayoría no llegan a 0,3", destaca el investigador. 

En este sentido, Domínguez recuerda que, para que "generen un deslizamiento tendrían que ser terremotos muy grandes". En todo caso, esta imagen permitirá a los investigadores conocer algo mejor el comportamiento del gran volcán que corona Tenerife, pues "permitirá en un futuro detectar estos derrumbes aunque las condiciones no permitan observarlos".

Compartir el artículo

stats