Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Darse el lujo de viajar en un 'jet' privado gracias a los vuelos vacíos

Se llega a ahorrar hasta un 75% respecto a las tarifas de mercado

Darse el lujo de viajar en un ‘jet’ privado gracias a los vuelos vacíos. / CATCH A JET

Las aerolíneas de bajo coste llegaron para "democratizar" el transporte aéreo. Catch a Jet se puede decir que pretende hacer algo parecido con la aviación ejecutiva. Oferta volar en un jet privado ahorrándose hasta un 75% respecto a las tarifas que se manejan en ese nicho de mercado que sube como la espuma, sobre todo en Mallorca. Lo definen como lujo asequible.

En días pasados era posible contratar un vuelo entre la isla y Alemania por 950 euros para seis personas. Por barba salía por menos de 160 euros el trayecto volando a cuerpo de rey. Es lo que Catch a Jet promete, lujo para "todos los públicos".

¿Cómo es posible? Pues porque se trata de reservar aviones privados que vuelan vacíos, es decir, han sido contratados por quien se lo pueda permitir a precio de mercado y cuando van a recoger al cliente o una vez le han dejado en su destino —han sido fletados para un solo trayecto— no tienen pasajeros a bordo y con esta aplicación se busca rentabilizarlos.

Cada año operan alrededor de unos 300.000 vuelos en jet privado sin pasajeros desde o hacia Europa, porque por ejemplo regresan a su base de operaciones después de dejar a un cliente. Y por eso el holandés Chris Kuiper ha puesto en marcha esta start-up con sede en los Países Bajos.

Kuiper es un piloto comercial. "Hablando con sus amigos" pilotos de aviación ejecutiva se percató de que un 40% de los vuelos van sin ocupantes. Hizo un estudio de mercado y así surgió esta aplicación.

Catch a Jet se vende como una empresa que hace "un uso inteligente de los vuelos Empty Leg (trayectos vacíos) de los operadores de jets privados", que se traduce en que hay oportunidades "asequibles para que todos puedan volar en jet privado por un precio significativamente reducido".

España, y especialmente Mallorca o Ibiza, están en su punto de mira, además de Barcelona o Madrid, porque destacan entre las veinte rutas más operadas en Europa, explica Pedro Sarriera, de Catch a Jet.

El equipo que está detrás de esa aplicación ha estado trabajando los últimos cinco meses conectando con los principales operadores de aviones ejecutivos y en la parte tecnológica. El pasado 7 de junio hicieron el lanzamiento.

¿Cómo funciona?

"Estamos enfocados sobre todo en el mercado europeo», explica Sarriera, que incide que únicamente son un marketplace que pone en contacto a los operadores con los pasajeros. También aclara que no venden asientos sueltos sino el avión completo. "Puedes viajar solo, con tus amigos, con tu mascota...2. Y volviendo al ejemplo del vuelo entre Mallorca y Alemania a precio de saldo por 950 euros contratándolo según la tarifa habitual se pagarían unos 3.000 euros".

Basta descargarse la aplicación gratuita, introducir fecha y aeropuerto de destino y llegada y si coinciden con un trayecto vacío se puede reservar y pagar. Si no se encuentra lo que se busca, se pueden buscar vuelos dentro de un radio de 150 kilómetros y si tampoco hay disponibles, se reciben notificaciones cuando los haya. ¿Hay riesgos? Sí, en caso de que el cliente que fletó el avión cancele el vuelo o cambie la hora o la fecha, entonces te devuelven el dinero.

Ámsterdam-Eivissa por 6.000 euros para ocho pasajeros. Un París-Londres por 4.500 para diez personas... "Hemos tenido un Eivissa al Lago de Como, en la región de Lombardía, y salía a 200 euros" por persona, un viaje para el que no existen rutas directas. He ahí uno de los atractivos de esta empresa: no solo que pagues por volar rodeado de lujo y comodidad, sino que llegas a tu destino sin escalas o combinación de medios de transporte.

El tipo de perfil de clientes que se ha fijado Catch a Jet son desde familias, por ejemplo, que residan en Mallorca o que tengan su segunda residencia en la isla y pueden así evitarse colas en el aeropuerto, o «gente que busque la experiencia de volar en jet y le dé igual el destino al que vaya». Y, por supuesto, los viajes de negocios. Los jets de los operadores que se ofertan en la aplicación ofrecen espacio de 4 a 15 ocupantes.

La app se vende también como «una opción para el viajero con conciencia ambiental» que utiliza vuelos vacíos; siempre y cuando volar en jet privado se considere la forma más sostenible de hacerlo.

El piloto holandés Chris Kuiper está detrás de esta empresa que pretende rentabilizar los vuelos vacíos privados que surcan los cielos de Europa.

Compartir el artículo

stats