Una veintena de establecimientos de la Comunitat Valenciana aparecen en la nueva lista de los Soletes de Verano 2022 de Guía Repsol, una invitación a recorrer lugares con encanto durante las vacaciones estivales. Cuatro de ellos están en Castellón.

En toda España, la lista, que se ha dado a conocer en un acto celebrado en Ibiza, recopila 250 emplazamientos "a los que apetece ir en verano, lugares con años de historia que solo conocen unos pocos o nuevas aperturas que esta temporada tiene revolucionados a los locales de cada zona".

Se trata de chiringuitos en la playa, terrazas frente al mar o en mitad del bosque y rincones donde el calor de la ciudad da un respiro. Sin olvidar, añaden los responsables de la selección, las heladerías, "míticas o innovadoras, con mil sabores o escondidas", que han llegado a sumar más de 60.

En cuanto a los establecimientos de Castellón, figuran el Merendero Brisamar 1, en Burriana; Mandarina Club, de Peñíscola; y Aqua y Villa Sofía, de Benicàssim;

Respecto a los ubicados en la provincia de Alicante distinguidos en esta edición son Chiringuito La Caleta de Xàbia; Xiringuito La Gallina en Alicante; Bali Café de Xàbia; Olalà (Alicante); Candela La Gelateria, en Redován; Laneu (Alicante); Qvo Helado Artesano de Altea; See the Sea, en L'Alfàs del Pi; La Bandideta, en Xàbia; Kiosco Peret, en Alicante; Portosenso Bar Altea; A la Fresca, en Dénia.

Finalmente, Véneta (Sagunt); Valentino Gelato, en València; Casa Molino, de Rocafort; y Pelikano Unusual Club, en El Puig de Santa Maria, son los elegidos en Valencia.

"Exprimir el momento"

La directora de Guía Repsol, María Ritter, percibe con optimismo "la fantástica temporada que está viviendo este verano el sector de la hostelería, tan golpeado por la pandemia, y las ganas de los viajeros por exprimir el momento, que tanto está incentivando lagastronomía".

Tras el primer listado de Soletes, centrado en establecimientos ideales para el verano, se publicó otra gran entrega en otoño del año pasado, esta vez centrada en lugares cotidianos para comer un buen menú del día durante una jornada de trabajo, un reconfortante plato de cuchara, o irse de cañas.

En Semana Santa llegaron los Soletes de Carretera, paradas agradables donde descansar del viaje y picar algo rico, y ahora estrenamos el primer listado monográfico, de terrazas y heladerías para que "los lectores de Guía Repsol se lo lleven de vacaciones".

Al igual que en anteriores ediciones, el diseño del Solete lleva la firma de Luis Úrculo. Se ha querido continuar la misma línea gráfica, pero adaptándola al carácter de la nueva calificación: amable, cercano y universal. La imagen del Solete cuenta con dos particularidades: el contorno difuminado y la sonrisa, la misma con la que te reciben en los locales calificados con un Solete y con la que después vuelves a casa.