Suscríbete

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Campings ilegales

Las policías locales han multado a más de 250 caravanas en lo que va de año en Ibiza

Sant Josep pide que sólo puedan acceder a la isla los vehículos con una reservar en un ‘camping’

Una de las caravanas inmovilizadas por la UMA de la Policía Local de Eivissa. AYTO IBIZA

Las policías locales de Vila, Santa Eulària y Sant Josep han interpuesto en lo que va de año más de 250 multas a caravanas tanto por incumplir la normativa que prohíbe la acampada libre en las Pitiüses como por estacionarlas en lugares prohibidos, especialmente en zonas naturales. Así lo detallaron este miércoles estos tres ayuntamientos después de las informaciones publicadas por Diario de Ibiza, diario que pertenece al grupo Prensa Ibérica al igual que este medio,  en las que se daba cuenta del elevado número de caravanas y furgonetas camperizadas que se ofrecen como alojamiento turístico en zonas naturales de la isla, incluso en espacios protegidos.

Desde el 1 de enero, la Unidad de Medio Ambiente (UMA) de la Policía Local de Eivissa ha tramitado 143 denuncias. De ellas, 40 son por acampar, es decir, por desplegar algún elemento como toldos, mesas o sillas, o calzarlas. Las 103 restantes son por estacionar en zonas no permitidas. Casi medio centenar de las denuncias de Vila (49) se pusieron este miércoles por la mañana, en una actuación "para desmantelar" un asentamiento detectado en el aparcamiento disuasorio de es Gorg, una actuación que se ha llevado a cabo, curiosamente, tras las informaciones. "La policía Local de Eivissa no deja de hacer controles en relación a las caravanas", aseguran desde el Consistorio, que recuerda que la ordenanza municipal de convivencia de Vila "no prohíbe" el estacionamiento de estos vehículos salvo en los aparcamientos disuasorios, "pero sí hay restricciones que afectan a la acampada". El problema en este último caso, matizan, es que se tiene que demostrar, es decir, que en el momento en el que acuden los agentes deben tener las puertas abiertas o algún elemento desplegado en el exterior del vehículo. De la misma manera, matiza que la ordenanza no se aplica en el caso de que estos vehículos se encuentren en un terreno privado, "salvo que el propietario pida ayuda a la policía".

Hasta la actuación de este miércoles por la mañana, Vila había interpuesto 31 denuncias por acampar y 63 por estacionar en zonas no permitidas. Es decir, que una de cada tres de ellas se ha tramitado en las últimas 24 horas. En el desmantelamiento del asentamiento de es Gorg, en el que además de caravanas se localizaron varias tiendas de campaña, se pusieron nueve denuncias por acampar y 40 "por estacionar en un aparcamiento en el que está señalizado que sólo está permitido el estacionamiento de turismos". La UMA inmovilizó cinco caravanas "ya que los infractores no se encontraban en el lugar y al ser personas extranjeras tienen la obligación de abonar la sanción en el momento en el que se levanta el acta", relata el Consistorio, que detalla que las sanciones económicas oscilan entre los 750 y los 3.000 euros.

Cala Llenya y Cala Nova

Cala Llenya y Cala Nova son los enclaves de Santa Eulària en los que se concentran más caravanas, según explican desde el propio Ayuntamiento, que detalla que este 2022 ha tramitado 87 sanciones "por acampada ilegal en zonas naturales" del municipio. Una cifra que el Consistorio califica de "importante", igual que la de avisos recibidos: 112 llamadas a la Policía Local.

Tres de cada cuatro de las sanciones (de 200 euros) que se han tramitado eran de acampada en Cala Llenya (37) y Cala Nova (28), aunque también hay expedientes abiertos de otras zonas: Cala Martina, Pou des Lleó. s’Estanyol, s’Aigua Blanca y la zona de La Joya. Un portavoz del Ayuntamiento explica que el primer paso, tanto si se ha denunciado el caso o lo han detectado los agentes es "constatar que se puede probar que hay una pernoctación, ya que si se trata sólo del vehículo hay muchas zonas en las que el estacionamiento no está prohibido". Se les informa de la prohibición de la acampada libre y de que tienen tres campings en el municipio antes de tomar sus datos y los del vehículo, "con la advertencia de que si se les vuelve a encontrar se les multará". El plazo que se les da es de 24 horas. Además, se les obliga a recoger los desechos que hayan dejado en la zona. "Si se niegan, además de la multa por acampada se les sanciona a través de la normativa de basuras», relata este portavoz, que indica que se realiza esta advertencia "porque el objetivo no es sancionar". Desde el Ayuntamiento de Santa Eulària señalan que están "preocupados" por el riesgo de incendio, de vertidos y de suciedad acumulada que generan las caravanas.

En el caso de Sant Josep, la policía Municipal ha interpuesto 24 denuncias tras constatar 110 incidencias relacionadas con la acampada. Estas 24 sanciones (de entre 750 y 1.500 euros) se han tramitado después de que los agentes detectaran 110 infracciones. En todos estos casos se ha informado a quienes se encontraban en las caravanas de que la acampada libre está prohibida y únicamente se han tramitado las denuncias tras comprobar que persistían.

"Mal mensaje" del conseller

El equipo de gobierno de Sant Josep criticó las declaraciones sobre el problema de las caravanas del vicepresidente insular, Mariano Juan, que señaló que la forma más efectiva de combatirlo es a través de las ordenanzas municipales ya que el Consell se centra en la lucha contra los pisos turísticos. "Es una actividad en la que el Consell podría actuar, ya que es una actividad económica ilícita y tiene plenas competencias", indicó un portavoz, que calificó de «mal mensaje» el transmitido por Juan, al que acusó de no actuar a pesar de poder hacerlo. En Sant Josep están en contra de la creación de zonas de acampada y apuestan, como ya apuntó Amics de la Terra, por restringir su entrada en la isla "siempre que no demuestren que tienen una plaza reservada en un camping".

Esto mismo defiende el Ayuntamiento de Santa Eulària: "Tenemos campings legales que marcan el límite para aceptar caravanas turísticas y no queremos ampliar esta oferta". Santa Eulària señala que la oferta de alojamiento turístico en caravanas se centra en ocupar espacios naturales, con vistas y rodeados de campo lo que, insiste, supone un riesgo.

La Policía Local de Sant Joan también compartió ayer varias imágenes de "actuaciones de control de la problemática de las acampadas en el municipio2. En ellas se ven furgonetas con toldos y terrazas desplegadas en mitad del bosque.

Compartir el artículo

stats