Suscríbete El Periódico Mediterráneo

El Periódico Mediterráneo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CIENCIA

Asturias probará nanorobots biológicos para llegar a los tumores y atacarlos con calor

La física Lourdes Marcano logra una ayuda nacional para jóvenes científicos de 37.000 euros para desarrollar un novedoso proyecto que incluye el diseño de un láser para achicharrar a las células cancerígenas

Asturias probará nanorobots biológicos para llegar a los tumores y atacarlos con calor.

Nanorobots de origen biológico para llegar hasta los tumores y atacarlos con calor. Ese es el novedoso proyecto que tiene entre manos Lourdes Marcano, física de la Universidad de Oviedo y ganadora de una de las sesenta becas nacionales "Leonardo", que concede la Fundación BBVA para apoyar a jóvenes investigadores. Gracias a una aportación de 37.000 euros, esta leonesa de 30 años podrá iniciar su propia línea de investigación, ya que "hasta ahora he dependido de los proyectos y la financiación de otros compañeros". Durante los próximos dieciocho meses, Marcano tratará de demostrar la efectividad del uso de bacterias magnetotácticas –son pequeños microorganismos con propiedades magnéticas– como agentes terapéuticos para la lucha contra el cáncer.

La investigadora del grupo de materiales magnéticos para energía y salud (Magnes) lleva siete años trabajando con este tipo de bacterias y, en concreto, con una especie que cultivan en laboratorios del País Vasco. "Las bacterias magnetotácticas son bastantes comunes, las podemos encontrar en agua dulce, en sedimentos. Lo complicado es aislar", explica. En el cáncer se ha trabajado ya con bacterias, pero nunca antes con las propuestas por Lourdes Marcano. Además, ella plantea añadir nanopartículas de oro para que los resultados sean aún más eficaces. Lo explica así: "Nuestro proyecto busca modificar bacterias magnetotácticas mediante su dopaje o la incorporación/adhesión de nanopartículas de oro para ampliar su potencial. La suma de las propiedades magnéticas con las propiedades plasmónicas del oro dará lugar a entidades biológicas multifuncionales capaces de atacar dualmente a los tumores gracias a la combinación de terapias como la hipertermia magnética y fototermia".

Esto último también es novedoso, puesto que la hipertermia ya se aplica como terapia desde 2011 aunque no es muy común, pero la fototermia no. "Yo propongo la combinación de las dos técnicas, porque puedes tener un tumor más interno en el que la hipertermia va bien, pero otro más superficial, como por ejemplo un cáncer en la piel, en el que sería más eficaz la fototermia", detalla Marcano. De ahí que la física, en el marco de este proyecto, vaya a desarrollar un nuevo dispositivo consistente en un láser para aplicar calor y una cámara especial que mida la temperatura. ¿Y por qué calor? "Porque está demostrado que los tumores son poco resistentes a la subida de la temperatura mantenida en el tiempo", contesta. En su experimento in vitro la física de la Universidad de Oviedo aplicará pulsos de entre 40 y 45 grados centígrados durante unos treinta minutos.

Para achicharrar el tumor, son necesarios los nanorobots, que en una situación ideal, dice Lourdes Marcano, se introducirían en el cuerpo por vía oral, como un fármaco. Las bacterias magnetotácticas tienen capacidades innatas de movilidad, detección y reacción al entorno. Una vez que llegan a la zona del tumor, y mediante la aplicación de estímulos externos como campos magnéticos alternos, disipan energía en forma de calor. Y ese calentamiento local mantenido en el tiempo resulta inocuo para las células sanas, mientras que desencadena la muerta de las cancerosas. "Me gustaría llegar a probar que el proyecto funciona y ensayarlo en células in vitro. Y por qué no, más adelante y ya fuera de esta beca, probarlo en humanos", cuenta ilusionada.

Marcano, que estudió Física en la Universidad de Oviedo y ha desarrollado toda su carrera profesional en Asturias, tiene previsto realizar la primera parte del proyecto en la región y continuarlo en el equipo del País Vasco que trabaja con este tipo de bacterias. La investigación la dirigirá ella, pero contará con colaboradores tanto de Asturias como del País Vasco y Madrid.

Compartir el artículo

stats